Madres, presidentes y cartas abiertas: el tango para la legalización cannábica y el autocultivo en Latinoamérica

 

El mercado cannábico en Latinoamérica está listo para convertirse en una pieza central para el desarrollo de la industria global del cannabis legal. Con condiciones geográficas y climáticas ideales, mano de obra relativamente económica y una ubicación estratégica para exportaciones a Norteamérica, la región está en camino a convertirse en un importante centro para el mercado.
  Algunos países como Colombia están dando la bienvenida a inversiones de los grupos más poderosos en la industria como son Canopy Growth, Aurora Cannabis, Cronos Group Aphria. Sin embargo, todavía existen países en la región que están muy atrasados con sus políticas referentes al cannabis. Esta resistencia al avance no solo está coartando el desarrollo económico relacionado a la producción en estos países, sino que también impacta, sobremanera, a aquellas personas que depended de la planta y sus propiedades medicinales.




 

Perú: “Presidente Vizcarra, ¿en qué lado de la historia quiere estar?”

 

A principios de mes, una carta abierta para el presidente peruano Martín Vizcarra se viralizó. En su manifiesto, la autora Francesca Brivio, comunicadora social y madre de tres, nacida en Lima, instó al presidente a avanzar con la regulación del acceso seguro a la cannabis medicinal. Brivio explicó que sufre de una enfermedad rara a la sangre que ha limitado su vida a circunstancias extremas, causándole cerca de 60 síntomas diferentes. Ha estado en una silla de ruedas, le quitaron el útero, sufre de náusea constante y múltiples reacciones alérgicas que casi le causan la muerte debido a problemas en el tracto respiratorio. Luego de tomar cerca de 32 medicamentos distintos al día sin resultados positivos, halló que el cannabis la ayudaba a mitigar sus síntomas y vivir una vida “normal”. Sin embargo, el estado peruano no puede garantizarle el acceso a la medicina.   “Hace dos años, en noviembre del 2017, se aprobó la ley 30,681, la cual regula el cannabis y sus derivados para uso médico. Esta ley está incompleta porque deja fuera a los autocultivadores, permitiendo sólo a laboratorios privados el cultivar y vender. Aun así, hoy por hoy no tenemos ningún solo producto cannábico en las farmacias,”dice Brivio, atribuyendo esa falta de acceso a una carencia de voluntad política entre los actores relevantes, que no consideran que la planta sea medicinal.

 

“El cannabis no es la panacea, pero es una herramienta valiosa y debe ser considerada,”

 

dijo la activista, quien le demanda al presidente que actúe en el nombre de la salud. Esta es la segunda carta que la envía al presidente Vizcarra.“Dos años después de la aprobación de nuestra ley cannábica, aún no tenemos nada de cannabis legal en Perú: ni en farmacias, ni en casa,” cuenta.   Brivio espera ver un sistema que permita tanto productos comerciales como autocultivo de cannabis en el futuro cercano.

 

 

Te puede interesar….

 

Argentina: “esta es una emergencia, nuestro dolor no espera”

 

También recientemente, la ONG cannábica Mamá Cultiva publicó su propia carta abierta para el recién electo presidente de Argentina Alberto Fernández y la expresidenta Cristina Kirchner, quien asumirá el cargo de vicepresidenta de Fernández en diciembre. Similar a lo que se ve en Perú, grupos activistas cannábicos de Argentina lograron la aprobación de la ley en el 2017. Sin embargo, esta ley no considera el autocultivo tampoco. Este país también ha fallado hasta ahora en desarrollar infraestructura para el acceso comercial a el cannabis medicinal.

 

“Desde nuestra organización trabajamos diariamente para suplir un rol que el estado no cumple: cuidar, asistir, aconsejar y acompañar a miles de personas que han hallado bienestar en la cannabis. Un bienestar que el sistema de salud no ha sido capaz de brindarles,” 

¿Qué es lo que la ley hace realmente?

 

Aunque la ley 27.350 garantiza el acceso seguro a cannabis medicinal, los cambios en las políticas nunca sucedieron, y quienes necesitan la medicina están atascados en la burocracia. En una entrevista reciente, el presidente electo Fernández salió a favor de la descriminalización de la planta. Sin embargo, ya ha establecido la agenda de urgencias para sus primeros meses a cargo, de la cual excluyó el asunto de la reforma cannábica.   “Cuando se establezcan las prioridades, aquellos que entren a la oficina deben saber que hay una emergencia de salud que nadie está viendo,” dijo Valeria Salech, presidenta de la ONG. “Esta es una emrgencia, esta gente no puede esperar, están viviendo pobremente y necesitan una respuesta real del estado.”   Mamá Cultiva Argentina piensa que: “es el momento de brindarle atención al asunto del autocultivo de cannabis por salud.”   Ella ve el cambio de mando del país como una oportunidad para terminar el ciclo de criminalización de autocultivadores y reformulación del sistema legal que finalmente beneficia corporaciones extranjeras en lugar de a los pacientes. “Queremos que esta nueva era nos incluya y al eco de nuestras voces,” contó a Benzinga. “Queremos políticas públicas que nos consideren, políticas públicas que nos permitan participar, políticas públicas que reflejen el potencial derivado de los recursos humanos, riquezas de nuestro suelo, la tradición sanitaria del Dr. Ramón Carrillo, y la existente capacidad de nuestros laboratorios y centros de investigación gubernamentales.”

Te puede interesar…

Cinco Recetas con Cannabis para volar

¿ Por qué cartas abiertas?: “mientras ellos continúan sembrando miedo, sembramos esperanza”

 

Finalmente, les preguntamos a estas madres por qué creen que las cartas abiertas son una manera efectiva de ejercer un cambio. Para Salech, Argentina tiene una larga tradición de hablarle a políticos y a la población mediante cartas abiertas. Esto, añade, se amplifica por las redes sociales hoy en día.

 

“Sentimos que es la forma más rápida y eficaz de hacer conocer este problema y que se incluya en la agenda política,”

 

La posición de Brivio es similar:“las cartas abiertas son muy eficacez cuando se trata de informar a la sociedad sobre qué está pasando realmente. Las redes sociales pueden ser una herramienta útil para hacer algunos de estos asuntos sean conocidos e incitar a la gente a apoyar, consolidando la causa… La exposición siempre hará llegar una carta abierta a su destinatario. Mientras ellos continúan sembrando miedo, nosotras sembramos esperanza.”

 




 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.