Moby Dick es sin duda una de las variedades más amadas por los consumidores de marihuana desde que irrumpió en la escena. Esta flor no es para principiantes, es una sativa bien fuerte con un pegue cerebral de gran impacto. Potente y poderosa, esta variedad proporciona a los consumidores de marihuana un subidón intenso y estimulante.

Moby Dick es una cepa europea creada por el banco Dinafem Seeds que nace del cruce entre White Widow y Haze lo que le da un un alto efecto psicoactivo. El contenido de THC puede alcanzar hasta el 27%, lo que la convierte en una de las variedades más fuertes.

 

 

A los productores les encanta esta variedad porque es de alto rendimiento, rápido crecimiento e increíblemente potente. Los tonos cítricos son lo primero que la nariz va a reconocer, con un toque especiado. Los más avanzados pueden detectar toques de vainilla y menta. Esta planta nos va a dar hojas frondosas y tupidas. El color naranja intenso predomina y sus tricomas se presentan casi translucidos.

 

 

A pesar de ser una sativa dominante, Moby Dick proporciona alivio para el dolor al ser consumida gracias a la genética de la White Widow, ya que es una de las variedades preferidas para el tratamiento contra el dolor.

Esta variedad puede ser utilizada por personas que necesiten un momento de relajación después de un día estresante. Los efectos sativa ayudan con los dolores de cabeza y son un alivio para la migraña. Otros pacientes de marihuana medicinal pueden encontrar en esta variedad ayuda para tratar los espasmos musculares y la pérdida de apetito.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.