El cannabis como medicina preventiva

La planta de marihuana contiene sustancias qu√≠micas llamadas cannabinoides que tienen una variedad de efectos, que incluyen aumento del apetito y disminuci√≥n del dolor y la inflamaci√≥n. Todo esto suena incre√≠ble, pero ¬Ņqu√© se sabe realmente?

Aunque algunas investigaciones preliminares sugieren que la marihuana medicinal puede ayudar a mejorar el control de la glucosa y la resistencia a la insulina, los médicos en general no recomiendan la marihuana para la prevención de la diabetes. Esto se debe a que la mayoría de los estudios no cumplen con los estándares para la investigación médica: la marihuana medicinal no se ha analizado en grandes estudios controlados en humanos con diabetes tipo 2 y son mas bien observaciones médicas.

¬ŅQu√© dicen los estudios?

Esos estudios observacionales pueden ofrecer pistas sobre cómo el cannabis puede afectar la diabetes. Por ejemplo, un estudio publicado en julio de 2013 en The American Journal of Medicine analizó a casi 600 hombres y mujeres adultos que actualmente usaban marihuana y alrededor de 2000 que la habían usado en el pasado. Después de ayunar durante la noche, se les extrajo sangre y se evaluaron otros factores de salud, como la presión arterial y el índice de masa corporal (IMC). En comparación con los participantes que nunca habían consumido marihuana, los participantes que eran usuarios actuales tenían niveles de insulina en ayunas y medidas de resistencia a la insulina un 16 y un 17 por ciento más bajos, respectivamente.

A partir de los hallazgos preliminares, los autores notaron que los receptores de cannabinoides espec√≠ficos en el cuerpo pueden ayudar a mejorar la sensibilidad a la insulina. Los que usan cannabis comen m√°s calor√≠as en promedio y tambi√©n tienden a tener un IMC m√°s bajo. Una posible explicaci√≥n: investigaciones anteriores hab√≠an encontrado que cuando se administraba marihuana a ratones obesos, los roedores adelgazaban y ten√≠an un mejor funcionamiento de sus c√©lulas beta, que producen insulina. Y, por √ļltimo, el uso del cannabis tambi√©n puede influir en una prote√≠na llamada adiponectina, que se relaciona con una mejor sensibilidad a la insulina.

Un estudio publicado en diciembre de 2015 en Diabetologia, encontró una asociación completamente diferente entre el consumo de marihuana y el riesgo de diabetes. En esa investigación, los usuarios adultos jóvenes actuales tenían un 65 por ciento más de probabilidades de desarrollar prediabetes en la mediana edad en comparación con los que nunca habían usado. Hay que tener en cuenta que con estos dos estudios, los datos se basaron en que las personas informaran sus hábitos de consumo de marihuana con precisión y honestidad, lo que puede hacer que los resultados estén distorsionados.

Uno de los primeros grandes informes publicados por la Alianza Estadounidense para el Cannabis Medicinal (AAMC) afirmaba que el cannabis puede tener los siguientes beneficios para las personas con diabetes:

Estabilizar los niveles de az√ļcar en la sangre.

Acci√≥n antiinflamatoria que puede ayudar a calmar parte de la inflamaci√≥n arterial com√ļn en la diabetes.

-Efectos “neuroprotectores” que ayudan a tratar la inflamaci√≥n de los nervios.

-Act√ļa como un “vasodilatador” para ayudar a mantener abiertos los vasos sangu√≠neos y mejorar la circulaci√≥n.

-Ayuda a bajar la presión arterial con el tiempo.

-Se puede usar para hacer cremas tópicas para aliviar el dolor neuropático y el hormigueo en manos y pies.

En conclusión, si bien los estudios son cada ves mayores y mas precisos, la medicina todavía no se anima a garantizar los efectos sobre el cannabis en la diabetes. Lo que esto nos demuestra es que todavía se necesitan mas investigaciones para que los pacientes sientan seguridad en realizar tratamientos basados en cannabis y cannabinoides

Publicaciones similares