Es sabido que no hay ni un solo caso registrado de sobredosis por consumir marihuana. De todas maneras, fumar un porro no es lo mismo que comer un brownie de cannabis.

 

Al consumir cannabis en comestibles se aprovecha el 100% de los cannabiodes (THC/CBD). Cuando se fuma, solo consumimos un 40%, porque el otro 60% se evaporan en la combustión. Conclusión: los comestibles suben lento y pegan fuerte. En vez de combatir un mal viaje, lo mejor es evitarlo. Empezá de a poco, el efecto va tardar en sentirse entre 30 y 60 minutos, dale tiempo.

 

 

Si te pasaste, estos tips te van a ayudar:

-Quedate en un lugar tranquilo que te de seguridad y concéntrate en tu respiración.  
-Buscá companía de alguien que te genere confianza y si sentís que te va a hacer mejor, dale la mano.
-Consumir azúcar ayuda a la baja presión que te puede ocasionar pasarte de comestibles.
-Muchos estudios aseguran que consumir CBD en estas situaciones puede ayudar ya que este cannabinoide modera los efectos del THC. Puede ser una cápsula o una dosis de extracto puro de CBD.
-Tomá agua.

 

 

Lo más importante es que le avises a alguien que no te sentís bien. No tengas vergüenza y pedí ayuda, pero sobre todo no te olvides que no te vas a morir y que el mal estar tarde o temprano se va a ir.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.