En el mundo de la marihuana, existen herramientas esenciales que los consumidores conocen bien, y una de ellas es el “grinder” o picador de marihuana. Esta pequeña pero útil herramienta es fundamental para preparar tus cogollos de marihuana antes de fumarlos o vaporizarlos. A menudo, un grinder es llamado cariñosamente el “Pikachu” de los utensilios de cannabis, y en este artículo, te mostraremos por qué es tan esencial y cómo funciona.

¿Qué es un Grinder o Picador de Marihuana?

Un grinder, también conocido como picador de marihuana, es una herramienta utilizada para triturar o desmenuzar los cogollos de marihuana en trozos más pequeños. Está diseñado para facilitar la preparación del cannabis, asegurando que esté listo para fumar o vaporizar de manera eficiente. Los grinders son especialmente apreciados por su capacidad para triturar el cannabis de manera uniforme y sin esfuerzo, lo que garantiza una experiencia de consumo más placentera.

¿Cómo Funciona un Grinder?

Los grinders vienen en diferentes formas y tamaños, pero en su forma más común, constan de varias partes esenciales:

  1. Cámara superior: Esta es la parte superior del grinder, donde se colocan los cogollos de marihuana que deseas triturar.
  2. Dientes o cuchillas: Justo debajo de la cámara superior, encontrarás una serie de dientes afilados o cuchillas que cortarán y desmenuzarán el cannabis en trozos más pequeños.
  3. Cámara intermedia: Debajo de los dientes, hay una cámara intermedia que recoge el cannabis triturado a medida que cae de las cuchillas.
  4. Receptor o cámara inferior: La cámara más baja o receptora es donde cae el producto final, que es el cannabis triturado y listo para su uso.

Ventajas de Usar un Grinder:

  • Eficiencia: Los grinders permiten desmenuzar el cannabis de manera uniforme, lo que asegura que los cannabinoides y terpenos presentes en la marihuana se aprovechen al máximo.
  • Limpieza: Preparar el cannabis con un grinder es mucho más limpio y eficiente que hacerlo a mano.
  • Conveniencia: Son portátiles y fáciles de transportar, lo que los convierte en una herramienta esencial para los consumidores de marihuana en movimiento.
  • Conservación: Triturar el cannabis a mano puede hacer que se pierdan tricomas valiosos. Los grinders minimizan esta pérdida.
Video games and cannabis. Hand showing a big cigarette of marijuana. Background with game controller, marijuana buds, grinder and tv with video game.

Tipos de Grinders:

Existen varios tipos de grinders, que varían en términos de material, tamaño y diseño. Algunos grinders son manuales, mientras que otros son eléctricos y funcionan con batería. Los grinders manuales suelen ser de plástico, madera o metal, según las preferencias del usuario. Además, hay grinders 3D y algunos especialmente diseñados para picar marihuana.

Un grinder o picador de marihuana es una herramienta esencial para cualquier consumidor de cannabis. Facilita la preparación del cannabis y asegura una experiencia de consumo más eficiente y agradable. Ya sea que seas un consumidor ocasional o un entusiasta de la marihuana, un grinder te brindará la comodidad y la calidad que necesitas para disfrutar de tu hierba favorita de manera óptima. El Pikachu de los utensilios de marihuana es un compañero confiable que te ayudará a aprovechar al máximo tu experiencia de consumo.

Cómo picar la marihuana?

Picar o triturar la marihuana de manera adecuada es importante para obtener una experiencia de consumo óptima. Aquí te presento una guía sobre cómo picar la marihuana de forma eficiente:

  1. Utiliza un grinder: El grinder o picador de marihuana es la herramienta más recomendada para picarla. Coloca los cogollos secos en la parte superior del grinder, cierra las dos partes y gira en sentido contrario a las agujas del reloj. Los dientes internos del grinder triturarán la marihuana en trozos más pequeños y uniformes.
  2. Tijeras: Si no dispones de un grinder, puedes usar tijeras limpias y afiladas para picar la marihuana. Corta los cogollos en trozos pequeños, asegurándote de que queden de tamaño uniforme.
  3. Uso de las manos: Si no tienes ninguna de las herramientas mencionadas, también puedes picar la marihuana con las manos. Rompe los cogollos en trozos más pequeños con los dedos. Asegúrate de tener las manos limpias para evitar la contaminación de la marihuana.
  4. Cuchillo: Otro método es usar un cuchillo limpio y afilado para cortar los cogollos en pedazos pequeños. Ten cuidado al usar un cuchillo para evitar accidentes.

Independientemente del método que elijas, es importante no picar la marihuana en exceso, ya que un triturado demasiado fino puede dificultar el proceso de consumo, especialmente si fumas en un porro. El objetivo es obtener una textura adecuada que facilite la combustión o vaporización sin desperdiciar la marihuana.

Una vez que hayas picado la marihuana, puedes utilizarla para fumar en un porro, pipa, bong o vaporizador, según tus preferencias.

¿Como picar marihuana sin picador?

Si no tienes un picador o grinder de marihuana a mano, aún puedes picarla de manera eficiente utilizando métodos caseros. Aquí tienes algunas opciones:

  1. Tijeras: Las tijeras limpias y afiladas son una excelente alternativa al grinder. Simplemente toma los cogollos secos y córtalos en trozos pequeños con las tijeras. Procura que los cortes sean uniformes para una combustión o vaporización más homogénea.
  2. Manos: Con las manos limpias, puedes desmenuzar los cogollos directamente con los dedos. Rompe los cogollos en trozos más pequeños y uniformes. Este método puede ser más lento y puede dejar tus manos con un aroma a marihuana, por lo que asegúrate de lavarlas bien después.
  3. Cuchillo y tabla de cortar: Utiliza un cuchillo limpio y afilado junto con una tabla de cortar para picar la marihuana. Coloca los cogollos sobre la tabla y córtalos en trozos pequeños y uniformes con movimientos controlados del cuchillo.
  4. Mortero y mano de mortero: Si tienes un mortero y mano de mortero, puedes utilizarlos para triturar la marihuana. Coloca los cogollos en el mortero y aplástalos con la mano de mortero hasta obtener la textura deseada.
  5. Envase con tapa: Si no tienes ninguna de las herramientas mencionadas, puedes colocar los cogollos secos en un envase con tapa y agitarlo vigorosamente. Esto ayudará a romper la marihuana en pedazos más pequeños.

Independientemente del método que elijas, ten en cuenta que es esencial manipular la marihuana con cuidado y limpiar adecuadamente cualquier herramienta utilizada para evitar la contaminación y preservar la calidad de la marihuana.

¿Cómo limpiar un picador?

Los picadores pueden ser un elemento que te dure por años si los sabes cuidar y mantener. Lo ideal es meter el cogollo bien limpio, sin ramas ni palitos y evitar que pierda el filo.

El mayor enemigo del picador en la resina. Este concentrado pegajoso hace que la tarea de tu picador se complique y los ejes giren con menos fluidez. Los grinders que tienen compartimientos ayudan, pero no evitan que la resina se pegue a los dientes y las paredes.

Para una limpieza de todos los días lo mejor es usar un objeto puntiagudo para rasquetear los rincones donde hay conglomeración de resina. Un cepillo de dientes viejo también sirve. Esta tarea se hace mucho más fácil si metes el picador en el freezer un rato antes, la resina se va a endurecer y va a simplificar el proceso.

Los grinders de metal se limpian super bien con alcohol. Primero hay que desarmar el picador y después sumergirlo en un vaso con alcohol etílico para ablandar la resina y desinfectar a la vez. Esta técnica de limpieza no es recomendable para grinders de madera ni de plástico, ya que podrían dañarse. Sin embargo, para limpiar la rejilla, se puede empapar un hisopo con alcohol y humedecer las partes donde haya resina para desprenderla, sin sumergir todo el picador. Como otra opción para picar marihuana, de igual modo, se puede volver a lo artesenal y utilizar las manos