La carpa de cultivo indoor es la solución perfecta para los que quieren cultivar dentro de sus casas de forma eficiente y limpia. Además nos da la posibilidad de cultivar durante cualquier época del año sin exponer a las plantas a temperaturas extremas.

Para elegir la mejor carpa para tu cultivo es clave tener en cuenta:

-El tamaño de la carpa con respecto al lugar donde la vas a tener.

-El tamaño del cultivo y la cantidad de plantas que queres tener con respecto a la carpa.

-Que los cierres sean de buena calidad ya que se van a utilizar con frecuencia.

-Que el interior de la carpa tenga material refractario para que la luz artificial se aproveche y distribuya de manera uniforme aislando a su vez el calor.

-Que tenga un espacio destinado a la ventilación, ya sea un sistema propio o un lugar para el ventilador agregado.

-El armazón de la carpa tiene que ser fuerte y resistente para aguantar otros elementos del cultivo, como el extractor, ventilador, filtro, etc.

-La tela de la carpa tiene que evitar que se filtre la luz no deseada al cultivo.

-Salida para cableado eléctrico ya se de las luces o del sistema de ventilación.

-Que el material de a carpa sea lavable y resistente.

 

 

El tamaño de la carpa va a ser proporcional a la cantidad de plantas que se quiera cultivar, y también va a depender de cada cultivador y sus métodos de cultivo. A pesar de ser una decisión personal, recomendamos que si tenemos pensado realizar cultivos de más de 10 plantas se utilice una carpa de1,20×1,20×2,00m en adelante.