Carpas de Indoor: ¿Qué tener en cuenta a la hora de elegirlas?

De color negro mate por fuera y brillantes por dentro, las tiendas o carpas de cultivo son estructuras temporales diseñadas para el cultivo de cannabis, que ofrecen un lugar especialmente diseñado para colgar luces y ventiladores sin modificar permanentemente un espacio residencial.

Los cultivadores domésticos han acudido en masa a las carpas de cultivo durante décadas para minimizar el impacto de un jardín interior en una casa mientras hay un mayor control de los aromas, promueven la salud de las plantas y maximizan los rendimientos.

Las tiendas de campaña vienen en tamaños que van desde unos pocos metros cuadrados hasta minimansiones de varias habitaciones.

Una carpa de cultivo es práctica y proporciona muchos beneficios al cultivar. Montar una carpa de cultivo es fácil y la mayoría de las carpas están diseñados para agilizar el proceso de cultivo con una instalación rápida y soporte para colgar luces de cultivo, ventiladores y otros equipos de ventilación.

Si bien armar una carpa indoor no es del todo difícil, si se hace de una manera incorrecta las plantas pueden sufrir daños irreversibles. 

Una de las consideraciones más importantes es el tamaño. Las carpas vienen en diferentes tamaños y alturas, aunque una cosa que a menudo se pasa por alto es la cantidad de equipo dentro de la tienda que puede hacer que el espacio de cultivo interior sea un poco estrecho.

Maximizar la altura de la carpa permite que las luces de cultivo se coloquen lo suficientemente lejos por encima de las plantas y brinda más espacio para ventiladores y filtros de aire. El distanciamiento inadecuado de las luces puede causar que las plantas de marihuana se quemen. Asegúrese de que las luces calientes tampoco estén demasiado cerca del material de la tienda.

Podemos encontrar carpas de cultivo de interior en diferentes extremos del espectro de costos, con carpas de menor precio que generalmente contienen materiales endebles de gama baja. La carpa tiene un uso diario, por lo que hay que tener en cuenta que los cierres, los sellos, las costuras y las rasgaduras de baja calidad pueden muy seguramente afectar la salud de las plantas.

Una carpa resistente nos va a permitir tener cultivos saludables sin la necesidad de interrumpir el proceso de crecimiento para reparar o reemplazar la carpa.

Antes de comprar una carpa de cultivo y comenzar a llenarla con las plántulas de cannabis, es necesario considerar algunas características atractivas que nos van a ayudar a disfrutar aún más del proceso de cultivar en interior:

-Ventanas transparentes para poder controlar fácilmente las plantas sin la necesidad de abrir la carpa

-Bandejas de suelo extraíbles para recoger y eliminar fácilmente el agua de riego

-Exposición lateral completa o aberturas de puertas grandes para un acceso más fácil

-Conductos de ventilación para una fácil instalación de ventiladores de entrada/salida superiores e inferiores

La habitabilidad significa tener la carpa en un lugar donde no interrumpa la vida del cultivador. Los ventiladores pueden ser ruidosos y, si la carpa no es de alta calidad, es posible que la luz se escape de la carpa, por lo que tenerlo en la habitación mientras se duerme puede no ser la mejor idea. Además, si estamos cultivando cannabis, es posible que queramos agregar un filtro al sistema de ventilación para eliminar los olores, lo que hará que los vecinos estén más felices.

Por ultimo, recomendamos evitar las carpas hechas de PVC (cloruro de polivinilo) o PU (poliuretano) porque pueden liberar gases tóxicos que son dañinos para las plantas, así como para el cultivador y cualquier otra persona o mascota en el hogar.