La Double Cookies es una cepa de cannabis altamente apreciada por los amantes de las variedades premium. Es el resultado de un cruce entre dos cepas de renombre en los Estados Unidos: una madre Do-Si-Dos y un esqueje premium de Cookies Forum como padre. Esta mezcla genética produce una experiencia única tanto en términos de sabores como de efectos.

¿Cuál es la diferencia entre cookies Mota y otros tipos de cookies?

Las “Cookies” o “variedades Cookies” a menudo se asocian con una familia de variedades de cannabis muy conocida y respetada que incluye cepas como Girl Scout Cookies (GSC), Wedding Cake, Gelato, y otras. Estas variedades son conocidas por sus sabores dulces y a menudo se describen como sabores parecidos a las galletas recién horneadas o postres. Además, las variedades Cookies generalmente tienen un alto contenido de THC y proporcionan efectos equilibrados que pueden ser eufóricos y relajantes al mismo tiempo.

La principal diferencia aquí radica en que “Cookies Mota” no es un término estándar y puede referirse a cualquier variedad de cannabis que tenga un sabor o aroma similar a las galletas, mientras que las “variedades Cookies” se refieren específicamente a una familia de cepas de cannabis con características genéticas y de sabor específicas.

¿Cuáles son los riesgos de consumir cookies?

El consumo de cookies o productos comestibles de cannabis conlleva ciertos riesgos, al igual que el consumo de cannabis en otras formas. Es importante ser consciente de estos riesgos antes de consumirlos y tomar medidas para minimizar cualquier posible efecto adverso. Aquí hay algunos riesgos asociados con el consumo de cookies de cannabis:

  1. Dosis incontrolada: Uno de los riesgos más significativos con los comestibles de cannabis es la dificultad para medir y controlar la dosis. Puede llevar más tiempo sentir los efectos de un comestible en comparación con fumar cannabis, lo que a veces puede llevar a consumir más de lo deseado. Esto puede resultar en efectos psicoactivos intensos o no deseados.
  2. Tiempo de inicio variable: El tiempo que lleva sentir los efectos de los comestibles de cannabis puede variar según el individuo y otros factores como el contenido de THC, el metabolismo y si has comido recientemente. Algunas personas pueden sentir los efectos en tan solo 30 minutos, mientras que para otras puede llevar varias horas.
  3. Sobredosis: Consumir una cantidad excesiva de comestibles de cannabis puede resultar en una sobredosis, que puede causar síntomas como ansiedad, paranoia, náuseas, vómitos y, en casos extremos, alucinaciones. Es esencial comenzar con una dosis baja y esperar suficiente tiempo antes de considerar consumir más.
  4. Efectos psicoactivos intensos: Los comestibles de cannabis a menudo tienen efectos psicoactivos más intensos y duraderos en comparación con fumar cannabis. Esto puede ser problemático si no estás preparado para experimentar una fuerte alteración en tu estado de ánimo y percepción.
  5. Efectos a largo plazo: El consumo excesivo y regular de comestibles de cannabis puede tener efectos negativos a largo plazo en la salud mental y física. Puede aumentar el riesgo de trastornos de ansiedad, problemas de memoria a corto plazo y dificultades cognitivas, especialmente en adolescentes y adultos jóvenes cuyos cerebros aún están en desarrollo.
  6. Contraindicaciones médicas: El consumo de comestibles de cannabis puede ser peligroso para personas con ciertas condiciones médicas, como enfermedades cardíacas o problemas de salud mental preexistentes. Si tienes alguna preocupación médica, es importante consultar a un profesional de la salud antes de consumir cannabis en cualquier forma.
  7. Accidentalidad: Debido a la demora en los efectos, algunas personas pueden consumir más comestibles de lo previsto, lo que puede llevar a una intoxicación accidental. Es crucial mantener los comestibles de cannabis fuera del alcance de los niños y las mascotas.