Cuando hablamos del cannabis y como actúa en el cuerpo casi siempre nombramos el sistema endocannabinoide, ya que es el encargado de recibir los cannabinoides consumidos.

Este sistema se da a conocer en el mundo medicinal recién en 1990, lo que nos hace pensar que todavía queda mucho por estudiar y aprender para sacarle el mayor provecho al cannabis en su veta medicinal.

Para comprender las propiedades y funciones básicas del sistema endocannabinoide, primero tenemos que entender qué es un cannabinoide.

Básicamente, los cannabinoides son los compuestos químicos activos en la marihuana, que incluye todas las plantas clasificadas bajo el género Cannabis (es decir, Cannabis indica, Cannabis sativa y Cannabis ruderalis, que es la planta industrial de cáñamo).

 

 

En realidad, se han identificado más de 80 cannabinoides distintos en todas las especies de cannabis, pero parece que los dos más importantes en términos de los efectos de la planta en el cuerpo humano son THC (tetrahidrocannabinol) y CBD (cannabidiol). Otros cannabinoides naturales que se encuentran en la marihuana incluyen CBG, CBC, THCA y THCV, solo por nombrar algunos.

Estos cannabinoides activos son los responsables de los efectos profundos y de largo alcance en el sistema endocannabinoide del cuerpo humano y de las propiedades terapéuticas y medicinales que ayudan a tratar tantas enfermedades.

Una de las cosas mas interesantes sobre este tema es que, al igual que la planta de marihuana, los humanos también tenemos cannabinoides de origen natural, que se llaman endocannabinoides (los cannabinoides que se producen en las plantas de marihuana se llaman fitocannabinoides).

Si bien es probable que aún haya muchos más por descubrir, parece que los dos endocannabinoides primarios en el cuerpo humano son anandamida y 2-AG (2-araquidonoilglicerol). Para verlo de una manera mas simple, podemos imaginar que estas dos moléculas son las versiones humanas de THC y CBD. Hay estudios que plantean que existen endocannabinoides en casi todos los organismos vivos de la tierra, desde mamíferos hasta plantas.

En términos de función, los endocannabinoides funcionan al interactuar con sus receptores correspondientes, que se denominan receptores endocannabinoides. Los receptores internos mas importantes son CB1 y CB2, ya que CB1 influye principalmente en la actividad cerebral y CB2 influye principalmente en la actividad del sistema inmunológico y las interacciones con los tejidos del cuerpo y los sistemas de órganos.

Ya que los endocannabinoies presentes en casi todos los tipos de células y tejidos en el cuerpo humano, esta claro que los endocannabinoides (y sus receptores correspondientes) tienen un control influyente sobre cada aspecto del cuerpo y la mente, lo cuan nos abre infinitas posibilidades de beneficiar la salud a través del cannabis.

De hecho, el sistema endocannabinoide (que incluye la red completa de cannabinoides y receptores en el cuerpo) es tan frecuente en todo el cuerpo humano que se ha descrito como un puente entre el cuerpo y la mente que es potencialmente el sistema fisiológico más importante y que ayudaría al mantenimiento de la salud humana.

 

 

Se han encontrado endocannabinoides en abundancia en todo el cerebro, órganos, tejidos conectivos, glándulas y células inmunes, y se ha documentado su actividad para regular acciones tales como la comunicación de célula a célula, la neurogénesis (nacimientos de nuevas celular), e incluso de la apoptosis, que es la muerte de células cancerosas malignas y otras células no productivas a través del suicidio celular programado.

Pero, ¿qué pasa cuando hay una deficiencia de endocannabinoides y/o el SEC no funciona correctamente en el cuerpo? Podria ser muy peligroso y generar un montón de distintas enfermedades o mal funcionamiento del cuerpo por eso se cree que la marihuana, o el cannabis en general, puede proporcionar alivio de una cantidad aparentemente interminable de afecciones médicas.

Si los endocannabinoides como el 2-AG y la anandamida son responsables de mantener la salud y la homeostasis en cada nivel celular entonces tiene mucho sentido que la marihuana (con sus moléculas de THC y CBD que funcionan casi idénticamente) pueda actuar como un medicamento milagroso si hubiese una deficiencia del funcionamiento del SEC.

Podríamos decir que el cuerpo tiene su propio sistema de marihuana natural, capaz de modificar tanto las funciones mentales como físicas y que puede mejorar la salud y la homeostasis de todo el cuerpo. Ya sea una afección psicológica como insomnio o ansiedad o una afección física como dolor, inflamación o diabetes, es probable que el cannabis pueda proporcionar un alivio 100% natural y seguro.

 

2 thoughts on “El sistema endocannabinoide (SEC)

  1. Anónimo dice:

    Felicito al creador de este post, es bueno informar todas las propiedades. Excelente información. Saludos y buenos humos 🤞🏻❤️

  2. cosechalibre dice:

    Gracias!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.