¬ŅC√≥mo proteger las plantas de la tormenta?

En los cultivos outdoor uno de los factores más beneficiosos y peligrosos a la vez es la lluvia. Este fenómeno natural es clave porque significa riego gratuito, pero puede generar algunos problemas en nuestros cultivos, sobre todo en la etapa de floración de las plantas de marihuana.

Cuando la planta est√° florando lo mejor es evitar que los cogollos entren en contacto con el agua. Esto puede generar hongos, que suelen aparecer cuando hay un clima h√ļmedo. Si el cultivo recibe una lluvia seguida de mucho sol, el secado va a ser m√°s r√°pido y tendremos menos probabilidades de que eso pase. Lo ideal es que si tus plantas iniciaron el proceso de floraci√≥n, est√©n protegidas de la lluvia. Se pueden tapar con un pl√°stico por arriba antes que se largue a llover. Ni bien frena la lluvia, s√°calo. La ventilaci√≥n es clave y no queremos generar un micro-clima propenso a hongos. Si se mojan un poco es menos grave que el contacto directo de un chaparr√≥n.

Las lluvias fuertes pueden provocar que se rompa alguna rama pero lejos de entrar en p√°nico, lo mejor es atarlas, siempre y cuando la rama no est√© totalmente desprendida de la planta. Lo mejor es intentar que la rama quede extendida, como estaba antes del quiebre, y poner especial √©nfasis en la parte de rotura, usando cinta adhesiva (la gris de embalar sirve). Espera un par de d√≠as y f√≠jate que la rama no se haya marchitado. Para prevenir problemas m√°s graves, es una buena idea clavar alg√ļn palo o ca√Īa como sost√©n para ayudar a que las ramas aguanten el peso de los cogollos de cannabis.

Los peligros de la lluvia en floración son dos: El primero, que las flores acumulen gran cantidad de agua y el peso haga que se doblen, pudiendo partirse alguna rama. Esta primera opción no es tan grave y la forma de evitarlo es atándola.

El segundo peligro es el peor y es que esta acumulación de agua combinada con las cambiantes temperaturas altas y bajas cause la aparición de hongos en las plantas de marihuana.

De entre todas las variedades, las sativas toleran mejor los chaparrones que las √≠ndicas, ya que estas plantas originarias de las zonas tropicales del planeta se han desarrollado a lo largo de los a√Īos con estas condiciones. Sus ramas largas y flexibles, y sus cogollos m√°s aireados, les permiten soportar mejor las lluvias m√°s potentes.

Las índicas, por sus cogollos más compactos y generalmente más grandes, son las más propensas a los hongos y rotura de ramas en las plantas de marihuana.

La √ļnica soluci√≥n para evitar estos problemas es mover las plantas de marihuana a un techo, en caso de que se puedan mover o armarles un techo donde poder resguardarlas. En casos de lluvias o en las noches de roc√≠o que ya empiezan a ser habituales, haciendo esto, el tema estar√° casi solucionado.

Además de las soluciones mencionadas anteriormente, existen otras estrategias que los cultivadores pueden utilizar para proteger sus plantas de la lluvia durante la etapa de floración.

Una opci√≥n es cultivar en invernaderos, donde se pueden controlar mejor las condiciones ambientales y proteger las plantas de la lluvia y otros elementos naturales que puedan afectar su crecimiento y producci√≥n. Los invernaderos tambi√©n ofrecen una mayor privacidad y seguridad para los cultivadores que quieren mantener sus plantas alejadas de la vista p√ļblica.

Otra alternativa es cultivar variedades resistentes a la humedad y al moho, como ciertas cepas de √≠ndica y h√≠bridos. Estas variedades est√°n adaptadas a ambientes m√°s h√ļmedos y tienen una mayor resistencia a los hongos y enfermedades relacionadas con la humedad. Los cultivadores tambi√©n pueden investigar sobre t√©cnicas de cultivo y manejo de la humedad para reducir los riesgos de problemas relacionados con el clima.

En resumen, proteger las plantas de la lluvia durante la etapa de floración es esencial para evitar la aparición de hongos y otros problemas relacionados con la humedad. Los cultivadores tienen diversas opciones para proteger sus plantas, desde armar un techo o invernadero hasta utilizar variedades resistentes o implementar técnicas de manejo de la humedad. Lo importante es evaluar las opciones disponibles y encontrar la estrategia que mejor se adapte a las necesidades y preferencias de cada cultivador.

¬ŅQu√© pasa si llueve y se moja mi planta de marihuana?

Si tu planta de marihuana se moja debido a la lluvia, lo mejor es sacudirla suavemente para eliminar el exceso de agua que se acumula en las hojas y los cogollos. Es importante hacer esto con cuidado para no da√Īar la planta. Adem√°s, es fundamental asegurarse de que la planta tenga un buen drenaje en su maceta o suelo para evitar el encharcamiento y la acumulaci√≥n de agua alrededor de las ra√≠ces.

Para cuidar adecuadamente una planta de marihuana, se recomienda proporcionarle un ambiente óptimo con la temperatura y humedad adecuadas, una buena iluminación y ventilación, así como un riego y alimentación adecuados. También es importante monitorear regularmente la planta para detectar cualquier problema temprano, como plagas o enfermedades.

Si tu planta de marihuana se ha marchitado o se ha da√Īado debido a la lluvia o a otros factores, existen diversas t√©cnicas que puedes aplicar para revivirla, dependiendo de la causa del problema. Algunas de estas t√©cnicas incluyen ajustar el riego, proporcionar una nutrici√≥n adecuada, podar las partes da√Īadas, o aplicar t√©cnicas de propagaci√≥n para cultivar una nueva planta a partir de la planta madre.

¬ŅCu√°l es el mejor ambiente para una planta de marihuana?

El ambiente adecuado para una planta de marihuana depende de su etapa de crecimiento y las necesidades espec√≠ficas de la variedad que se est√© cultivando. En general, las plantas de marihuana necesitan luz brillante y una temperatura ambiente de alrededor de 20 a 25 grados Celsius. Tambi√©n necesitan un suelo bien drenado y aireado con suficiente humedad, pero sin encharcamientos que puedan da√Īar las ra√≠ces.

Para cuidar una planta de marihuana en maceta, es importante elegir una maceta del tama√Īo adecuado y asegurarse de que tenga buen drenaje para evitar la acumulaci√≥n de agua. Adem√°s, se debe regar la planta regularmente y fertilizarla de acuerdo con sus necesidades espec√≠ficas.

Si se está cultivando una planta de marihuana en exterior, es relevante protegerla de las inclemencias del clima, como la lluvia intensa o el viento fuerte. También se debe tener cuidado con las plagas y enfermedades que pueden afectar la salud de la planta.

Si una planta de marihuana se ha secado, se puede intentar revivirla proporcion√°ndole agua y nutrientes, pero si est√° demasiado da√Īada, es posible que no se pueda recuperar. Es valioso monitorear la planta de cerca y tomar medidas preventivas para evitar que se seque en primer lugar.

También te puede interesar ver nuestros ultimos contenidos..

Publicaciones similares