Una planta de cannabis saludable tiene alrededor del 3-4% de nitrógeno en su materia vegetal sobre el suelo. El nitrógeno es utilizado por una planta de cannabis durante todo su ciclo de vida, y se considera un “macronutriente”.

Las plantas de cannabis usan el nitrógeno de muchas maneras y especialmente para construir los tallos, ramas y hojas. Cuando comience la etapa de floración la planta de cannabis dejará de producir nuevas hojas y ramas para concentrarse en el crecimiento de las flores utilizando el fósforo y el potasio principalmente.

El nitrógeno también se usa en el proceso de producción de clorofila, sin nitrógeno, las plantas no pueden producir los alimentos que necesitan, ni tendrán los elementos que necesitan para crecer. Entonces, aunque el nitrógeno se usa mucho durante la etapa vegetativa, también se necesita una buena cantidad durante el proceso de floración.

 

 

Al comprar nutrientes vamos a ver que generalmente hay un nutriente de “crecimiento” y un nutriente de “floración”. Los productos de crecimiento o para etapa vegetativa van a ser más altos en nitrógeno que los productos para floración.

Una de las deficiencias más comunes que se encuentra en una planta de cannabis es la deficiencia de nitrógeno. La planta la consume tanto que la cantidad de nitrógeno disponible para la planta a partir del medio de crecimiento (suelo, agua) se puede agotar rápidamente.

El nitrógeno es un nutriente “móvil”. Esto significa que si una planta de cannabis necesita algo de nitrógeno en una parte específica de la planta, se puede mover de una hoja a otra.

Una planta de cannabis que sufre una deficiencia de nitrógeno comenzará a mostrar signos en las hojas inferiores de la planta primero. Si la planta siente que alguna parte de ella necesita nitrógeno va a quitarlo de otra parte que tenga mas cantidad. Esto quiere decir que si las hojas mas viejas tienen nitrógeno y las hojas nuevas no están recibiendo lo suficiente, la planta va a tomar el nitrógeno de las plantas viejas y pasarlas a las nuevas y esto va generar que las hojas que están mandando nitrógeno a las otras partes de la planta se pongan amarillas.

 

 

Como el nitrógeno también es utilizado por la planta de cannabis para producir clorofila la planta perderá el color verde en sus hojas y sin nitrógeno la producción de clorofila va a ser menos haciendo que su color se debilite. Sin suficiente clorofila, la planta no puede fotosintetizar y eventualmente comenzará a marchitarse.

Lo primero que se debe hacer siempre que se esté tratando una deficiencia en la planta de cannabis es verificar el pH del medio (suelo). Para el cultivo en tierra el pH se tiene que nivelar a 6.5, y para hidroponía y coco, debe a 5.8. Si el pH está dentro del rango, entonces el problema probablemente sea la falta de nitrógeno. Para corregir una deficiencia de nitrógeno en una planta de cannabis, debe agregar más nitrógeno controlando las cantidades que se les estaba proporcionando, compararlas con la dosis que dice la etiqueta del producto y nivelarlas.

 

 

2 thoughts on “Nitrógeno: Porqué y cuándo lo necesitamos?

  1. Floyd D Kusk dice:

    Si en plena flora, veo la falta de nitrógeno, cómo puedo solucionarlo? Me han recomendado no utilizar spirulina en flora.

  2. cosechalibre dice:

    Hola Floyd! Generalmente en la etapa de floración la planta necesita MENOS nitrógeno, puede ser que tenga exceso y presente los mismos síntomas. Revisá las medidas aplicadas y disminuilas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

  • Encontra lo que buscas

  • Te puede interesa