Se suele hablar mucho de la alimentación de la planta desde la raíces pero las hojas también absorben nutrientes gracias a sus poros. Si bien la pulverización foliar (o la alimentación foliar) de las plantas no requiere ninguna habilidad especial de cultivo, puede ser útil saber cómo hacerlo correctamente para obtener los mejores resultados.

La alimentación original de la planta es a través de las raíces que están en el suelo o en algún otro sustrato en crecimiento. Sin embargo, la alimentación foliar puede ser una forma muy efectiva de suplementar nutrientes a corto plazo. Es particularmente efectivo si se quiere proporcionar nutrientes secundarios como magnesio o calcio. También es una forma muy beneficiosa de proporcionar zinc, hierro, manganeso y otros micronutrientes a las plantas.

Lo que hace que la alimentación foliar sea tan especial y una excelente manera de abordar cualquier tipo de deficiencia de nutrientes es que la pulverización es mucho más rápida en comparación con la aplicación de nutrientes al suelo a través del riego. La mayoría de los nutrientes que se rocían directamente sobre las hojas de las plantas se absorben en muy poco tiempo. Las plantas también toman un porcentaje mucho mayor de los nutrientes de esta manera. Algunos estudios demostraron que la alimentación foliar es efectiva en un 95%. Esto significa que las plantas absorben casi todos los nutrientes administrados por pulverización y absorben porcentaje menor cuando se alimentan a través del suelo.

Por otro lado, cuando la planta toma nutrientes a través de su follaje, esto hace que despida más carbohidratos en su zona de raíz. Esto es beneficioso para los microorganismos en el sustrato en crecimiento que ayudan con la absorción de nutrientes.

 

 

Otro beneficio de los nutrientes de alimentación foliar es que evita por completo el posible problema de acumulación de nutrientes en el suelo. Cuando esto pasa, el pH del suelo disminuye y es posible un bloqueo de nutrientes. Toda la planta debería rociarse, en particular la parte inferior de las hojas. Muchas plagas, como los ácaros y las arañitas, se alojan abajo de hojas. También es donde se encuentran más estomas.

Siempre hay que mirar bien la concentración de nutrientes recomendada de cada producto. La mayoría de las veces, la alimentación foliar requiere una fuerza de nutrientes mucho menor que alimentar a las plantas a través del suelo. Si el producto que se está rociando no especifica la cantidad adecuada para la aplicación foliar, lo ideal es comenzar con media dosis. Para no poner en riesgo todo el cultivo se puede rociar una sola hoja para hacer una prueba. Hay que esperar un día para ver si la aplicación causo algún daño antes de seguir alimentando a toda la planta. Durante la etapa de floración lo mejor es evitar esta acción, ya que los cogollos podrían adquirir sabores feos y el exceso de humedad aumenta las posibilidades de moho en tus plantas.

El mejor momento para la pulverización foliar es temprano en la mañana o tarde en la noche. No se debería pulverizar a la luz directa del sol. La luz solar no solo puede quemar las plantas sino que también puede degradar las sustancias activas y los nutrientes contenidos en el producto que se esta utilizando. A la noche, los poros de la planta están completamente abiertos y si cultivas en interior, el mejor momento para rociar es al principio o al final del período de oscuridad.

 

 

One thought on “Alimentación a través de las hojas

  1. Lautta dice:

    Tengo una consulta, porque justo estoy en la cuarta semana de floración y en una de mis plantas estoy usando los productos de la marca namasté. Y ellos recomiendan usar el producto “flora booster” a partir de la cuarta semana. Pero ya hay cogollos armados que hago le doy solo a las hojas? Porque por todos lados leo que justamente darle foliar en esta etapa no e recomendable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.