Un cultivador ordenado es un cultivador exitoso y la limpieza del cuarto de cultivo es fundamental para que tus plantas den los mejores resultados. Como bien sabemos, las plagas pueden destruir plantas enteras y para evitarlo es indispensable tomarse el tiempo de limpiar.

Mas allá de que el equipo de cultivo sea nuevo en su totalidad hay que desinfectar y esterilizar todo antes de meter las plantas. Si ya utilizaste tu equipo varias veces también necesitas limpiarlo. La acumulación de polvo puede perjudicar los ventiladores y los sistemas de iluminación, y el agua estancada en la base puede generar moho y hongos que mas tarde van a pudrir el material.

El cloro funciona bien pero como todo producto concentrado no hay que abusar y siempre diluir en agua. La medida recomendada es 10ml de cloro por tres litros de agua y con esta solución podes limpiar toda las superficies. Si no te gusta usar químico podes mezclar dos vasos de vinagre en dos litros de agua y utilizar para limpiar las superficies de la carpa o cuarto como también los ventiladores, podes hacer lo mismo con agua oxigenada. Una vez que este todo limpio dejar secar por 24hs.

 

 

Entre cultivos es necesario que limpiar bien las macetas y asegurarse de que no queden hongos ni restos de tierra. Podes utilizar la misma mezcla de productos y también hay que dejarlas secar. Una vez que el cuarto y todos los elementos que utilices este limpios podes empezar tu cultivo.

Durante el tiempo que el cultivo este en el interior del indoor o cuarto asegúrate de limpiarlo regularmente. Lo ideal es barrer y sacar cualquier materia orgánica que este en el piso, como las hojas que pueden ir cayendo. Si tienes macetas con platos abajo, límpialos una vez cada dos días, retira el excedente de agua y fíjate si ves algún hongo o algo sospechoso.

Evita tener las regaderas llenas en el indoor para no acumular bichos ni exceso de humedad y tene en cuenta que también tienen que estar siempre limpias ya que el agua que este en el recipiente va a ir directo a las plantas.

Por último, la ventilación es clave para que las plantas crezcan fuertes y sanas pero también para que el cuarto de cultivo este limpio. Los filtros ayudan a extraer todos los restos de polvo y células innecesarias que están flotando por tu cuarto de cultivo. El orden y la limpieza es indispensable para sacar lo mejor de un cultivo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.