Los hongos psicodélicos son sorprendentemente fáciles de cultivar. Todo lo que necesitas es un equipo básico, un sustrato, algunas esporas y un poco de paciencia.

Las hongos psicod√©licos contienen el compuesto psicoactivo psilocibina. Esta sustancia qu√≠mica act√ļa sobre los receptores de serotonina en el cerebro para producir efectos. 

Los hongos ‚Äúm√°gicos‚ÄĚ crecen naturalmente en muchas regiones diferentes del mundo. Por lo tanto, si viv√≠s en el lugar correcto, podes tener la suerte de encontrar algunos en la naturaleza. Sin embargo, para aquellos sin experiencia, es f√°cil identificar err√≥neamente los hongos, un error potencialmente letal.

La mejor manera de mantenerse seguro es cultivar hongos ‚Äúm√°gicos‚ÄĚ en casa o comprarlos de una fuente confiable. Debido a su estado legal actual, esto √ļltimo puede no ser una opci√≥n. Sin embargo, es posible comprar esporas ya que no contienen el compuesto activo psilocibina.

Antes de cosechar hongos, hay que asegurarse de poder identificarlos positivamente. Varias especies se parecen a laos hongos m√°gicas, pero en realidad son venenosas. Pueden causar reacciones adversas que van desde una enfermedad leve hasta la muerte. Si no estas seguro de si un hongo es seguro, ni lo toques. 

Cultivar hongos en casa es relativamente sencillo. Sin embargo, requiere una buena atención a la higiene y algo de paciencia. También se necesitan algunas piezas de equipo, aunque la mayoría de ellas son fáciles de encontrar.

Una de las formas más fáciles de cultivar hongos es usando un kit de cultivo de hongos. Por lo general, incluyen una jeringa de esporas, un sustrato y una bolsa de cultivo; en teoría, todo lo que se necesita. Algunos kits incluso tienen el micelio (el cuerpo principal del hongo) listo para usar. Todo lo que hay que hacer, es agregar agua.

En lugar de comprar un kit de cultivo completo, podes hacer tu propio kit de cultivo de hongos mágicos con esporas de una jeringa y algunos otros artículos esenciales.

Se necesita:

  • Una jeringa de esporas de 12 cc
  • Para el sustrato:
  • ‚ÖĒ taza de vermiculita por frasco + extra
  • ¬ľ taza de agua potable por jarra
  • ¬ľ taza de harina de arroz integral org√°nica por frasco

Equipo:

  • 12 frascos de ¬Ĺ pinta sin brazo (osea asa)
  • Martillo y clavo peque√Īo
  • Bowl para mezclar
  • Colador
  • Papel de aluminio de alta resistencia
  • Olla grande con tapa herm√©tica
  • Toalla peque√Īa
  • Cinta de microporos
  • Caja de almacenamiento de pl√°stico transparente (tipo tupper)
  • Taladro con broca de ¬ľ de pulgada
  • Perlita
  • Botella de spray

Esenciales de higiene:

  • Alcohol isoprop√≠lico
  • Encendedor de antorcha
  • Desinfectante
  • Desinfectante de aire
  • Guantes de l√°tex, mascarilla quir√ļrgica (opcional)

Proceso:

  1. Prepara los frascos:

Desinfectar el martillo y el clavo y utilícarlos para perforar cuatro agujeros espaciados uniformemente alrededor de la circunferencia de la tapa.

Preparar el sustrato:

Mezclar ‚ÖĒ de taza de vermiculita y ¬ľ de taza de agua por frasco en un bowl.

Desinfectar el colador y eliminar el exceso de agua.

Agreguar ¬ľ de taza de harina de arroz integral por frasco y mezclar.

Llenar los frascos:

Agregar sin apretar el sustrato en los frascos hasta alrededor de 3 cm por debajo de los bordes.

Esterilizar el vidrio expuesto con alcohol isopropílico y luego cubrir con vermiculita seca.

Vapor para esterilizar:

Atornillar bien las tapas de los frascos y c√ļbrirlos bien con papel aluminio.

Aseg√ļrarse de que no entre agua o condensaci√≥n en los frascos a trav√©s de los orificios.

Colocar la toalla en la base de la sartén y colocar los frascos encima.

Agregar agua hasta aproximadamente la mitad de los frascos y dejar hervir lentamente.

Cocinar al vapor durante 75 a 90 minutos, agregando más agua caliente si la sarténse seca.

Mantener los frascos en posición vertical durante todo el proceso.

Dejar que se enfríe a temperatura ambiente durante varias horas o toda la noche.

Preparar la jeringa de esporas:

Usar el encendedor para calentar la aguja de la jeringa hasta que esté al rojo vivo.

Dejar enfriar y limpiar con alcohol, teniendo cuidado de no tocarlo.

Tirar ligeramente hacia atrás del émbolo y agitar bien.

Reducir el riesgo de contaminaci√≥n usando guantes de l√°tex y una mascarilla quir√ļrgica, especialmente si es necesario ensamblar la jeringa.

Inyectar esporas:

Retirar el papel de aluminio de un frasco e insertar la jeringa lo más lejos posible a través de uno de los agujeros.

Con la aguja contra el costado del frasco, inyectar alrededor de ¬ľ cc de la soluci√≥n de esporas.

Repietir para cada uno de los agujeros, limpiando la aguja con alcohol entre cada uno.

Cubrir los agujeros con cinta microporosa.

Repetir para los frascos restantes.

Paciencia:

Colocar los frascos en un √°rea limpia donde nadie los toque.

Mantener a temperatura ambiente y fuera de la luz solar directa.

Después de 7 a 14 días, debería comenzar a aparecer micelio blanco.

Despu√©s de 3 a 4 semanas, al menos la mitad de los frascos deber√≠an tener colonias o “tortas” exitosas. En esta etapa, esperar siete d√≠as m√°s para fortalecer el micelio.

Si alg√ļn frasco muestra signos de contaminaci√≥n, hay que tirarlo con cuidado. Esto hay que hacerlo al aire libre, usando bolsas seguras, sin quitar las tapas.

Preparar la cámara de fructificación:

Taladrar orificios de 1.05 cm con una separación aproximada de 5cm en todo el recipiente de almacenamiento de plástico, incluidas la base y la tapa.

Colocar la caja sobre cuatro objetos estables para permitir el flujo de aire por debajo.

Cubrir con una toalla para retener la humedad.

Agregar perlita:

Poner la perlita en un colador y empaparla con agua dejándola correr bajo el grifo de agua fría.

Dejar que se escurra completamente, luego extenderlo sobre la base de la c√°mara.

Repetir el proceso hasta que tenga una capa de perlita de 10 a 12 cm que cubra la base.

Rehidratar las tortas:

Retirar las tortas de sustrato de los frascos, con cuidado de no da√Īarlas.

Enjuagar las tortas bajo el chorro de agua fría para eliminar la vermiculita suelta.

Llenar la olla con agua tibia y colocar los tortas adentro.

Usar otra olla o un plato para mantenerlos bajo la superficie del agua.

Dejar a temperatura ambiente durante 24 horas mientras se rehidratan las tortas.

Enrollar los tortas:

Retirar las tortas del agua y colocarlas en una superficie desinfectada.

Llenar el recipiente para mezclar con vermiculita seca y enrollar las tortas para cubrirlas.

Transferir:

Colocar las tortas en la cámara de fructificación, colocarlas sobre cuadrados de aluminio lo suficientemente grandes como para evitar que toquen la perlita.

Separarlos uniformemente y rociar con la botella de spray.

Ventilar con la tapa antes de cerrar.

Esperar a que comience la fructificación:

Rociar la cámara cuatro veces al día, pero no remojar las tortas en agua.

Ventilar con la tapa seis veces al día para mejorar la circulación del aire.

Algunos cultivadores usan luces configuradas en un ciclo de 12 horas, pero la iluminación ambiental durante el día es suficiente.

Esperar a que aparezcan las hongos

Vigilar de cerca las tortas de micelio, y pronto deber√≠amos comenzar a verlos aparecer como protuberancias blancas, que luego brotan en “alfileres”. Los hongos deber√≠an estar listos para cosechar de 5 a 12 d√≠as despu√©s de esto. Es mejor cosecharlos antes de que se rompa el velo, revelando las branquias.