Secado en plantas de Marihuana

Las cosas buenas toman tiempo, especialmente cuando se trata de secar la marihuana. El cannabis recién cosechado contiene bastante exceso de humedad que debe eliminarse antes de que podamos disfrutar realmente de los cogollos. Para que tus cogollos se conviertan en la mejor versión de sí mismos, tienen que secarse en una habitación oscura durante aproximadamente una semana. Cuanto más tiempo los dejes secar, mejor.

El secado de cannabis cumple varias funciones importantes que, en √ļltima instancia, mejoran la calidad y prolongan la vida √ļtil de los cogollos. Sin embargo, hay varios factores que  van a afectar la duraci√≥n del tiempo de secado:

-El tama√Īo de los cogollos

-Cómo se podaron las plantas

-La temperatura, humedad y el flujo de aire en el cuarto de secado

Un proceso de secado lento contribuye en gran medida a que las plantas de cannabis conserven un perfil de terpenos más amplio y completo. Secar las plantas durante un período de tiempo más largo también reduce la aspereza que sentimos al fumar, así que lo mejor para tener un fuerte y rico cogollos, es tener paciencia.

Para lograr un buen cogollo como resultado final, vamos a pensar en un tiempo de secado de aproximadamente 7 a 12 d√≠as. A medida que los cogollos pierden humedad, su tama√Īo se reduce gradualmente y comienzan a perder peso.

Prevenci√≥n de moho en el secado 

La forma m√°s f√°cil de evitar que crezca moho en las plantas durante la etapa de secado es asegurarse de que el aire pueda moverse libremente alrededor de ellas por todos lados. Para obtener mejores resultados, colgar las ramas boca abajo con una cuerda o percha. Tambi√©n es importante que  los cogollos est√©n correctamente extendidos y que no se toquen entre s√≠, ni con ninguna otra superficie.

Si viv√≠s en un lugar muy seco, podes considerar dejar m√°s hojas durante el secado. Esto va a ralentizar un poco el proceso. Del mismo modo, si viv√≠s en una regi√≥n h√ļmeda, lo mejor es dejar el cogollo casi pelado para acelerar el proceso de secado (y evitar que crezcan moho y bacterias).

Lo que si o si tenemos que cortar, son las hojas grandes en forma de abanico. Si usaste t√©cnicas de poda como el ‚Äúlollipopping‚ÄĚ o la defoliaci√≥n, seguro tengas menos trabajo que hacer cuando llegue la cosecha.

Cuando se trata del tallo, hay que tener en cuenta que las ramas grandes tardar√°n m√°s en secarse que las ramas m√°s chicas o los cogollos individuales. Cuanto m√°s largo es el tallo, m√°s lento se seca.

Las mejores y peores condiciones de secado para los cogollos

No hay que utilizar calor para secar r√°pidamente las flores, sin importar lo impacientes que estemos. Esto incluye el uso de microondas, hornos, secadores de pelo y cualquier otra cosa que se te ocurra. El cannabis va a tener un sabor terrible, feo olor y te hasta te puede provocar dolor de cabeza, paranoia o ambas.

Si bien est√° bien usar un deshumidificador o aire acondicionado, hay que evitar usar el ventilador para secar tus cogollos a menos que sea absolutamente necesario y se haga con mucho cuidado. Si se usa el ventilador, es mejor que el aire circule alrededor de los cogollos y no directamente hacia ellos. La temperatura de secado √≥ptima para el cannabis es de alrededor de 21¬įC con un 50 % de humedad.

Cómo saber cuándo los cogollos de cannabis están lo suficientemente secos

Una forma sencilla e incluso efectiva de saber si los cogollos est√°n secos, es agarrar una rama peque√Īa e intentar doblarla. Si la rama se rompe, los cogollos est√°n listos para pasar al proceso de curado.

Generalmente, el cannabis necesita curarse durante algunas semanas, pero algunos cultivadores prefieren un proceso más largo. Depende totalmente de la persona y de lo que planee hacer con su cosecha. Si bien es posible producir cogollos decentes sin curarlos primero, la mayoría de los cultivadores están de acuerdo en que, para obtener cogollos de altísima calidad, el curado es imprescindible.

Mir√° nuestros √ļltimos articulos…