SUELO VIVO: POTENCIAR LOS CULTIVOS DE MANERA ORGÁNICA

La naturaleza tiene una relación simbiótica entre las plantas y la vida microbiana en el suelo: hongos, bacterias y muchos otros tipos. Estos microorganismos forman una red en el suelo que ayuda a alimentar a las plantas, a cambio de carbonos y azúcares que la planta libera a través de sus raíces hacia el suelo.

El concepto detrás del Suelo Vivo o Living Soil es crear una red natural del suelo compuesta por miles de millones de organismos microscópicos diferentes, que se denominan microbios o microorganismos.

Al imitar un ecosistema ideal al aire libre, se demostró que estos microorganismos mejoran la capacidad del suelo para apoyar el crecimiento de las plantas al desempeñar un papel clave en la disponibilidad de nutrientes.

Puede haber entre 10 000 y 50 000 especies en menos de una cucharadita de tierra. En esa misma cucharadita, hay más microbios que personas en la tierra. Estos microorganismos, como bacterias, protozoos, artrópodos, nematodos, hongos y más, juegan un papel clave en el ciclo de nutrientes y agua para nuestras plantas.

Los cultivadores que crean un medio de cultivo biodiverso no necesitan depender de fertilizantes porque los microbios comen y digieren compuestos que crean fertilizantes biodisponibles.

La creación de un cultivo en suelo vivo puede eliminar la necesidad de nutrientes industriales. Las plantas suelen crecer saludables y a veces hasta los pesticidas también son innecesarios porque las plantas de cannabis saludables pueden defenderse mejor de forma natural.

Con el Suelo Vivo, se reutiliza el suelo una y otra vez reduciendo el gasto de sustrato nuevo, evitando el trabajo de sacar el suelo viejo y poner suelo nuevo. Además de esto, se usa cada vez menos agua a medida que el suelo envejece.

 

Mirá! tenemos mas contenido para que veas… 

Hierbas para mezclar con marihuana

Publicaciones similares