Los hongos Micorrizas son un conjunto de hongos que viven en simbiosis con las plantas a través de sus raíces. No hay un solo hongo que se llama micorriza, el conjunto de hongos que vive armónicamente con la planta se denomina Micorrizas. Para que se produzca esta simbiosis, debe haber un contacto directo entre las raíces de la planta y el hongo. Aplicando micorrizas desde el principio, se puede ver la diferencia en el crecimiento de la planta.

Vivir en simbiosis significa que estos hongos aportan beneficios a las plantas y nuestras plantas también aportan beneficios a los hongos. Los hongos micorrizas conviven con las raíces de las plantas de cannabis aportándoles nutrientes como el fósforo o el nitrógeno, además de proporcionar agua. Las plantas, aportan hidratos de carbono y vitaminas a los hongos gracias a la fotosíntesis.

 

 

 

Los beneficios de las micorrizas continúan demostrándose a lo largo de la evolución de las plantas. Hace casi 400 millones de años, cuando las plantas se trasladaron del océano a la tierra, no tenían un sistema de raíces. Las plantas dependían de los hongos para absorber nutrientes y agua cruciales para sobrevivir. Estos hongos eran los sistemas de raíces de la planta antes de que las plantas realmente desarrollaran sus propios sistemas de raíces.

 

 

Esta relación simbiótica continuó mucho después de que las plantas establecieran su sistema de raíces. Algunas plantas incluso requieren hongos micorrízicos para crecer de manera óptima; esto se conoce como micotrofia obligada. Si bien el cannabis puede crecer sin hongos micorrízicos, en general se considera un micotrofo obligado, lo que significa que asociarse con estos hongos contribuirá sin duda a maximizar el potencial genético de la planta.

 

 

 

Si te gustó este contenido, también te puede interesar… 

✈️ Viajar en avión con cannabis por Argentina