Por qué es importante el trasplante?

Muchos cultivadores siembran sus semillas en los mismos contenedores en los que tienen la intención de cultivar sus plantas, evitando la necesidad de trasplantar sus plantas cuando estas crecen. Si bien esto puede ahorrar algo de estrés, las plantas pequeñas no tienen un sistema de raíces lo suficientemente extenso como para llenar la maceta y pueden tener exceso de humedad y perder parte de los nutrientes vitales. Cuando la humedad se asienta en la maceta sin ser absorbida, puede pudrirse, lo que causa un daño significativo a las plantas.

Los cultivadores que germinan sus semillas en macetas más chicas y van transplantando según sea necesario, protegen sus plantas de la posibilidad de pudrirse. Sin embargo, el mayor desafío con el uso de macetas más pequeñas es limitar la expansión de la raíz. Para que las plantas florezcan, los sistemas de raíces necesitan estirarse tanto como sea posible. El tamaño de la maceta va a determinar qué tan lejos puede crecer un sistema de raíces por eso, las plantas de cannabis requieren un trasplante para prosperar.

Sin trasplantes, las plantas de cannabis pueden enraizarse. Esto es perjudicial para el desarrollo de la planta y atrofia la producción de flores. Las plantas en una maceta con exceso de raíces tendrán un aspecto rojizo en sus tallos y es probable que tengan deficiencias de nutrientes.

Cuando una planta de cannabis tiene un sistema de raíces colmado, se secará mucho más rápido. Las raíces absorberán la humedad disponible, a menudo antes de que el cultivador tenga tiempo de regarlas nuevamente. Cuando estas plantas no se mueven a una maceta más grande, corren el riesgo de sufrir deficiencias de nutrientes y enfermedades, e incluso pueden morir.

 

 

Cuándo trasplantar plantas de marihuana?

Si una semilla de cannabis no ha germinado directamente en el suelo, deberá plantarse inmediatamente después de la germinación. Los cultivadores que tienen sus plantas en recipientes pequeños sabrán cuándo es el momento del trasplante por la cantidad de hojas en la planta. Debe tener de cuatro a cinco juegos de hojas, excluyendo el primer par de hojas. Una vez que la planta tiene este número de hojas, las raíces han superado la taza de inicio y deberán ser trasplantadas lo antes posible.

Otros cultivadores germinan sus semillas y cultivan sus plantas en una maceta pequeña a mediana, manteniéndolas en ese recipiente hasta unas pocas semanas antes de que comience la floración. Las últimas semanas antes de que una planta de cannabis cambie a su etapa de floración, su tamaño y volumen aumentan exponencialmente. Durante este tiempo, las raíces se extenderán mucho más, lo que significa que la planta necesita una maceta más grande.

Muchos contenedores de siembra tienen pequeños orificios de drenaje perforados en el fondo de la maceta. Estos agujeros también pueden permitir a los cultivadores verificar la salud del sistema de raíces de la planta. Si se nota decoloración de las raíces en el fondo de la maceta, podría significar que la planta está enraizada y deberá ser trasplantada de inmediato.

Cómo trasplantar plantas de marihuana?

Cultivar plantas de marihuana en macetas de tamaño apropiado y trasplantarlas a medida que crecen es el mejor método para cultivar cannabis. Sin embargo, el trasplante tiene algunos riesgos. Los sistemas de raíces son extremadamente sensibles, y dañarlos podría ser desastroso o incluso mortal para la planta.

Los sistemas de raíces de las plántulas jóvenes son delicados y propensos a las enfermedades. Los cultivadores deben lavarse las manos o usar guantes al manipularlos y asegurarse de que el área de trabajo esté limpia.

El suelo húmedo es más pesado y es probable que tire de las raíces y se rompa si los cultivadores intentan trasplantar cuando el suelo está húmedo. Lo mejor es que la tierra se seque lo suficiente como para que esta se separe fácilmente de los lados de la maceta, pero no tanto como para que la planta se marchite.

Antes de trasplantar, asegurarse de que la maceta que recibirá la planta joven tenga suficiente tierra u otro medio de cultivo para sostener el sistema de raíces y mantener la planta en posición vertical. Debe haber suficiente espacio para trasplantar la planta joven de manera segura sin golpear o dañar sus raíces.

Con las manos limpias, sostener la base de la planta con firmeza y voltear la maceta inicial. Aflojar suavemente la tierra del contenedor y tener mucho cuidado de no alterar el sistema de raíces. El primer trasplante es el más riesgoso y podría poner rápidamente a la planta en estado de shock si las raíces se agitan demasiado. Es igualmente importante evitar cualquier luz intensa y directa durante el proceso de trasplante, ya que esto también podría conmocionar las raíces.

Una vez que la planta ha sido retirada de su maceta principal, colocar dentro de la nueva maceta llena de medio de cultivo (tierra o lo que el cultivador eliga). Sosteniendo la planta joven estable con un agarre suave, llenar el espacio alrededor de las raíces con más medio de cultivo. Cubrir el tallo de la planta hasta los primero brotes con tierra suelta o medio de cultivo.

Una vez que la planta joven fue trasplantada, regar generosamente con agua de pH equilibrado. Asegurarse de que esté empapada hasta que el agua gotee del fondo de la maceta. Observar cuidadosamente durante unos días para detectar signos de shock antes de agregar nutrientes.

 

 

Trasplante durante la etapa vegetativa

Al trasplantar una planta de cannabis durante su etapa vegetativa, los cultivadores deben planear poner su planta en una maceta que pueda contener 8lt de tierra por cada 30cm de altura que la planta ha crecido. Las plantas necesitan haber maximizado completamente el espacio en su maceta actual antes de ser trasplantadas.

Las plantas son excelentes comunicadoras, y mostrarán signos estrés cuando se enraícen. Si se ve marchitamiento, deficiencia de nutrientes, hojas descoloridas o raíces marrones, es hora de preparar la próxima maceta para el trasplante.

En los días previos al trasplante, los cultivadores deberían reducir la cantidad de nutrientes que están dando a sus plantas al menos a la mitad. Hacer esto ayudará a proteger las plantas contra el shock cuando se trasplanten a una maceta nueva.

Al trasplantar durante la etapa vegetativa, los cultivadores deben tener cuidado de no apretar mucho el suelo. Si el suelo está muy apretado, impedirá el drenaje y dañará las raíces. Esto se puede hacer tantas veces como sea necesario durante la etapa vegetativa, pero tengan en cuenta que cuanto más a menudo sucede, mayor es el riesgo para las raíces.

Los sistemas de raíces de las plantas de cannabis en desarrollo son sensibles y pueden dañarse fácilmente a través de un espacio de cultivo limitado y daños durante el trasplante. El trasplante exitoso es un componente crítico para cultivar las mejores plantas con el mayor rendimiento posible.

 

4 thoughts on “Transplante de maceta: cuándo y porqué?

  1. Daniel dice:

    Muy buena explicación quisiera saber si puedo cultivar solo cambiando una sola vez de maceta,comenzar con una de 1 lt,luego pasarla a otra de 20 lts..ed lo que tengo..gracias

  2. Daniel dice:

    Hola quisiera saber si puedo hacerlo en dos macetas solamente,pasarla de una de 1 lt a otra de 20..gracias desde ya

  3. cosechalibre dice:

    Daniel, si podes! Lo ideal es que si vas a hacer un solo transplante la maceta final sea grande asi tu planta puede crecer con facilidad.

  4. Federico dice:

    Hola, excelente post.
    Me gustaría saber un poco más, pero sobre cultivo directo en tierra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.