5 recetas con Cannabis para volar

 

Cocinar con marihuana es un golazo. Lo cierto es que puede ser difícil saber por dónde empezar, sobre todo si nunca cocinaste.

Es también una buena alternativa para aquellas personas que quieran consumir cannabis sin tener que fumar o vaporizar, tanto en uso medicinal como en uso recreativo para darle un toque especial a nuestras recetas y disfrutar de nuestras comidas de una forma diferente.

Es muy importante tener cuidado con la dosis en este tipo de recetas, ya que al comer, se aprovecha toda la marihuana, mientras que al fumar solo aprovechamos el 40%. Con esto queremos decir que su efecto psicoactivo es mayor, y que debemos controlar las dosis que comemos empezando de a poco.

Te preparamos 5 recetas con Cannabis ideales para empezar:

 

Manteca de Cannabis

 

Una receta muy fácil y sencilla de hacer y  es imprescindible en nuestra cocina para preparar muchas otras recetas con cannabis.

Ingredientes:

  • 250gr de manteca (puede ser vegana)
  • 500ml de agua
  • 25/45gr de marihuana. (Pueden ser Flores o también hojas con resina, dependiendo de la potencia y sabor que buscamos)




Preparación:

Lo primero que deberemos hacer será hervir la marihuana triturada en agua, a fuego muy suave durante 20 minutos, hacemos esto para sacarle el sabor a clorofila (gusto a pasto) y casi todas las impurezas, dejándolo listo para mezclarlo con la manteca. 

El siguiente paso será hervir la manteca en agua al fuego mínimo, siempre evitando que el agua esté en ebullición. Una vez tengamos la manteca completamente derretida, procedemos a ponerle la marihuana.

Deberemos tenerlo siempre al fuego mínimo, y no dejar de revolver en ningún momento, y veremos cómo poco a poco nuestra manteca va tomando un color más verdoso. Deberemos revolver durante unos 30 minutos, hasta que tengamos una manteca uniforme y homogénea.

Cuando estemos seguros de que se ha formado una pasta homogénea y verdosa, es el momento de filtrar la mezcla con un colador para asegurarnos que no nos queda ningún tipo de resto vegetal.

Deberemos dejarlo enfriarse a temperatura ambiente un par de horas, para después meterlo en la heladera y dejarlo reposar 24hs.

Finalmente nos quedará una capa de manteca flotando sobre el agua, con una textura muy similar a la que compramos, pero de un color mucho más verde.




Te de Cannabis

 

Una receta fácil y rápida.

Simplemente prepara una taza de té como siempre y agrégale una cucharadita de manteca de cannabis. Endulza con miel y a disfrutar de un rápido efecto.

 

Helado de Marihuana

 

Un helado puede ser una forma perfecta de terminar una comida o una reunión de amigos. Son solo cuatro pasos

  1. Calentar 500ml de crema de leche en una hoya a temperatura media hasta que hierva.
  2. En otra sartén, derretí 50 gramos de manteca de cannabis y 75 gramos de azúcar.
  3. Aplasta en un bol, un poco de fruta, como bananas o frambuesas. Júntalo todo y mezclalo con cuidado.
  4. Vertí la mezcla en un recipiente grande y mételo en el congelador durante toda la noche.

 

Brownie de Marihuana 

 

 

Eh aquí el comestible con marihuana más famoso que existe!. Es que son tan ricos y fáciles que resulta muy tentador!…

Lo único que se necesita es un poco de marihuana, aceite y mezcla para brownies. En primer lugar, asegúrate de que la mezcla para brownies requiere aceite como ingrediente – esto es esencial.

Para empezar, tienes que infusionar el aceite con la marihuana.

Para esto, tritura entre 4-12 gramos de flores (dependiendo de lo fuerte que quieras que sea) lo más fino que puedas. Ponelo en una hoya y vertí la cantidad de aceite que diga en las instrucciones de la mezcla para brownies.

Calenta a fuego medio durante unos 30 minutos, revolviendo de vez en cuando, para que el aceite se infunda con todos los cannabinoides de las flores.

Por último, deja que el aceite se enfríe para luego colar la materia vegetal.

¡Ya tienes aceite de marihuana listo para usar con las instrucciones de tu mezcla para brownies!