Canabis Vs. Alcohol: ¿Cuál es mejor para el sexo?

 

A medida que el Cannabis sale a la luz, el sexo se está convirtiendo en un área de gran interés para las marcas y los fumadores. Incluso puede hacer que algunos consideren recurrir al cannabis en lugar de el alcohol. ¿Cómo exactamente se comparan las dos sustancias?

 

 

Según una nueva encuesta, la respuesta es inequívoca: el cannabis gana. De las 432 personas encuestadas, el 66% dijo que el cannabis hace que los orgasmos sean más intensos, en comparación con el 2% que dijo lo mismo del alcohol.

El 55% dijo que el cannabis condujo a un juego previo más satisfactorio, en comparación con el 3% que dijo lo mismo sobre el alcohol, y el cannabis dio sesiones mas largas al 57% de las personas (aunque disminuyó el tiempo necesario para alcanzar un orgasmo).

 

¨El cannabis proporciona orgasmos más intensos, mejora los juegos previos y extiende las sesiones en comparación con el alcohol¨

 

 

Créditos de arte Lewand

 

La Dra. Victoria Liniers, quien estudia cómo el cannabis afecta la vida sexual de las mujeres, dice que sus propios pacientes tienen más probabilidades de reportar una mayor libido y orgasmo con cannabis que con alcohol. Algunas mujeres con dolor severo durante el sexo encuentran que el alcohol es más útil, dice, pero esto tiene el costo de estar menos presente durante el encuentro.





“El alcohol tiende a adormecernos”, dijo Victoria, mientras que “el sexo con marihuana nos hace más conscientes y mejora nuestras sensaciones”. Problemas como la disfunción eréctil, la sequedad vaginal y quedarse dormido durante las relaciones sexuales también tienen más probabilidades de ocurrir con el alcohol. dijo. Sin embargo, es más probable que el cannabis cause ansiedad y paranoia, lo que ciertamente puede dificultar el disfrute sexual.

Una ventaja del cannabis es que hay más formas de usarlo. Incluso hay productos sexuales de cannabis que no te intoxicarán en absoluto, como los tópicos y los productos de cannabidiol (CBD). Liniers advierte, sin embargo, que no hay evidencia sólida para respaldar la efectividad del lubricante de cannabis.

Sexo fumado es el mejor sexo

 

Créditos de arte Lewand

 

Muchas personas están de acuerdo en base a su experiencia personal que el sexo drogado es superior.

“En el alcohol, el sexo es descuidado, sin gracia, incoherente y con demasiada frecuencia incompleto”, dijo un autor de 50 años y defensor del cannabis en Santa Fe. En el alcohol, no estás completamente presente en el momento. Con el cannabis, estás profundamente en sintonía con el momento y con la persona con la que estás interactuando. El clímax puede ser trascendental 




 

“Al drogarme [con el cannabis] me pone ridículamente cachonda porque todas las sensaciones se amplifican”, dijo Rochi, una estudiante de 23 años en Cordoba Capital.

“Disfruto tener relaciones sexuales mientras estoy borracho, pero cuanto más borracho me pongo, más entumecido es todo, y también generalmente no disfruto no recordar mucho” dijo Martin de Ciudad de Buenos Aires.

Sin embargo, no todos se sienten así. Un profesional de marketing de 26 años, prefiere el sexo borracho al sexo drogado. Con la hierba, “ninguna de las personas tiene tanta energía y es más probable que se relaje en lugar de ser creativo y tener un gran orgasmo”, dijo.


Te puede interesar…

Cinco Recetas con Cannabis para volar


Un escritor de 31 años en el sur de Argentina, ve los pros y los contras de ambos. Mientras que el sexo borracho es “más aventurero”, el sexo drogado es “deliciosamente lento y contemplativo”, dijo.

Una estudiante de 25 años en Santiago de Chile, dice que el sexo sobrio es lo mejor de todo, pero el sexo drogado ocasionalmente puede ser divertido porque hace que las parejas se “ríen” y se sientan más cómodas expresando lo que quieren.

 

Creditos de Arte Lewand

 

Independientemente de la sustancia que esté usando, hacerlo en exceso puede dificultar su vida sexual más de lo que ayuda. Algunos estudios estudios aseguran que consumir cannabis a diario tiene un mayor riesgo de disfunción sexual, como la incapacidad para llegar al orgasmo, la eyaculación precoz y la eyaculación tardía. Habra que hacer la prueba…

En cuestión, muchas personas han estado hablando elogios de tener sexo drogado y probablemente continuarán haciéndolo, pero la realidad demuestra que todavía no es una cura, a cada quien le pega diferente.