CBD y mascotas

Los que tenemos mascotas sabemos las mil maneras que tienen los animales para comunicarse con nosotros, aunque no puedan hablar nuestro idioma. Y si nuestra mascota sufre de algún dolor, casi siempre nos vamos a dar cuenta. Pero es difícil a veces entender que los estresó o puso nerviosos, porque actúan como actúan, que es exactamente lo que les duele y qué solución hay para lo que les esta pasando. 

Obviamente consultar con un veterinario es lo primero, pero también es importante saber que gracias a las terapias con CBD, podemos ayudar a nuestras mascotas a superar desde un dolor crónico hasta síntomas de ansiedad. Es necesario entender que la cantidad y el método de administración en terapias de CBD pueden ser diferentes dependiendo la patología, el tipo de mascota, su peso, etc. y por eso, no se recomienda la automedicación. 

Hay un sistema de mensajería en el cuerpo de los vertebrados llamado sistema endocannabinoide. Ayuda a regular el sueño, el apetito, el dolor, el sistema inmunológico y más. El CBD es recibido por los receptores de este sistema y estimula los sistemas nervioso, digestivo e inmunológico, así como el cerebro. Y puede hacerlo porque los endocannabinoides del CBD son muy similares a los que se encuentran en el cuerpo de tu mascota. Es por eso que los beneficios del CBD pueden ser profundos y significativos.

 

El aceite de CBD puede ayudar a tu mascota

Problemas en las articulaciones: Los analgésicos comúnmente recetados por los veterinarios para estas afecciones, pueden provocar deterioro en las articulaciones, tejidos blandos y hígado de tu mascota. El CBD es un antiinflamatorio natural sin los efectos secundarios que tienen los medicamentos convencionales. Los receptores CB1 de cerebro trabajan junto al CBD para estimular el sistema inmunológico y reducir la inflamación. También cambian la forma en la que el cerebro responde al dolor. Por ejemplo: Los perros con artritis, displasia de cadera, torceduras, esguinces y ligamentos rotos pueden beneficiarse de una terapia con CBD. 

Mascotas con cáncer: Los perros son más propensos a contraer cáncer, casi un 50% de los perros adultos lo sufren. Gracias a los varios estudios sobre el CBD y el cáncer se descubrieron muchos aspectos beneficiosos de su uso para tratar esta patología. Un estudio en ratones mostró que el CBD ralentizaba el crecimiento de las células de cáncer de mama. Y en 2018, los investigadores descubrieron que el CBD aumentaba el tiempo de supervivencia en ratones con cáncer de páncreas. Otros estudios en animales muestran que el aceite de CBD tiene habilidades para combatir el cáncer y puede retrasar el crecimiento de tumores.

 

Convulsiones y epilepsia: La mayoría de los veterinarios tratan la epilepsia y las convulsiones con medicamentos antiepilépticos, pero estos medicamentos son extremadamente dañinos para el hígado y otros órganos. Los investigadores de la Universidad Estatal de Colorado estudiaron los efectos del CBD como tratamiento para la epilepsia en perros. El 89% de los perros que recibieron el CBD tuvieron una reducción en las convulsiones.

Ansiedad: La ansiedad es una razón común para recurrir al uso de CBD en mascotas. Hay diferentes disparadores que pueden provocar que una mascota sufra de ansiedad, como la fobia al ruido, la agresión, el medio y la ansiedad de separación, entre otras. Lo mejor de una terapia de CBD para tratar estos trastornos es que no tiene efectos secundarios. 

 

Uno de los grandes beneficios de usar terapias de CBD para nuestras mascotas es que puede ser rápidamente administrado directamente por vía oral, utilizando algún tipo de aceite o concentrado. Por lo general, solo tarda de 5 a 20 minutos en hacer efecto.

No se olviden de siempre consultar con un medico antes de empezar una terapia de CBD en sus mascotas y recuerden que cada uno necesita de una dosis y frecuencia diferente. 

 

 

 

Si te gustó este contenido también te puede interesar…

CBD: cannabidiol