Tips para un cultivo indoor exitoso

A algunos cultivadores les preocupa la idea de tratar de cultivar cannabis en climas fr√≠os, ya sea en interior o exterior. S√≠, los climas fr√≠os presentan desaf√≠os adicionales para los cultivadores de cannabis. Pero tambi√©n presentan algunas ventajas y oportunidades. Puede que resulte m√°s f√°cil cultivar cogollos con toques de colores oto√Īales, o m√°s f√°cil evitar que la temperatura de la habitaci√≥n de cultivo suba demasiado, por ejemplo. Con una buena planificaci√≥n y las semillas de cannabis adecuadas, cultivar cannabis en climas fr√≠os no solo es posible, es bastante sencillo e incluso puede ofrecer algunos beneficios sorprendentes.

Cultivar cannabis en interior puede parecer el mejor enfoque si el clima es demasiado frío y la temporada de cultivo al aire libre es demasiado corta. El cultivo de cannabis en interior es una oportunidad para evitar lo peor del clima de principios y finales de temporada.

Aunque muchos consideran que es relativamente fácil cultivar cannabis de buena calidad en interior, hay algunas consideraciones cuando hace frío. Si estás cultivando en un piso de concreto frío, podemos notar que el calor se drena rápidamente en el espacio de la raíz. Esto puede ralentizar drásticamente el crecimiento, afectar la calidad y causar problemas con la absorción de nutrientes si las temperaturas bajaron demasiado durante demasiado tiempo. Si el cuarto de cultivo es demasiado frío, los resultados estarán significativamente por debajo de las expectativas y la calidad de la cosecha puede ser decepcionante.

Cuando se cultiva en interior en un clima fr√≠o, hay que tener en cuenta en que habitaci√≥n o espacio se va a hacer. Tal vez, si existe la opci√≥n, lo ideal es evitar una habitaci√≥n con demasiadas paredes externas. Esto puede hacer que la temperatura de la habitaci√≥n baje m√°s de lo que nos gustar√≠a, especialmente durante el per√≠odo de “apagado de luces‚ÄĚ.

Es por esto que muchos cultivadores de interior usan semillas autoflorecientes durante los meses de invierno. Con 20 horas de luz diaria (o incluso 24 horas), la luz de cultivo puede ayudar a mantener caliente el cuarto de cultivo. Aunque vale la pena agregar que algunas de las luces de cultivo LED m√°s recientes y eficientes no producen mucho calor excedente. Sin embargo, las luces HPS m√°s antiguas producen mucho calor, lo que puede resultar √ļtil durante los cultivos de invierno.

Por otro lado, algo muy importante a la hora de cultivar es la temperatura. El cuarto de cultivo debería mantener una temperatura entre los 25 a 30 grados durante el día. De noche la temperatura baja, algo necesario para la evolución del cultivo. La planta necesita de su descanso, sin luces y con una temperatura menor que durante el día, lo ideal es entre 18 y 22 grados.