El aceite de oliva infusionado es una excelente manera de consumir cannabis sin tener que fumarlo. Al igual que la manteca de cannabis, lo ideal es consumirla fría, en una ensalada o de una manera que no se le aplique demasiado calor. Los cannabinoides son muy poco solubles en agua, pero muy solubles en sustancias grasas, por eso es ideal usar aceites o manteca.

 

Para hacer este aceite vamos a necesitar:

-250ml de aceite de oliva (puede ser de coco si lo prefieren)

-10gr de cogollos o 25gr de restos de cosecha

-Una olla y un bol que sirva para baño María

-Un colador de Tela

-Un frasco limpio para almacenar el aceite

 

 

Lo primero que vamos a hacer es desmenuzar los cogollos para ayudar a que los cannabinoides y tricomas de desprendan con mayor facilidad.

Ponemos a calentar el agua en una olla y arriba colocamos el bol donde vamos a mezclar el cannabis con el aceite. La cocción a baño María va a ser durante 5 o 6 horas, a fuego medio – bajo, para que el aceite nunca supere los 70 – 75º C.  Es muy importante mantener la temperatura y que nunca llegue a 100º C. Si la temperatura esta aumentando un buen tip es agregar mas agua a la olla.

Cuando termine el tiempo de cocción, se filtra el aceite con el colador de tela. Lo vamos a guardar en un frasco de vidrio esterilizado y lo ideal es que se conserve en una alacena donde no le de la luz ni haya mucha humedad.

Lo ideal es esperar un mes antes de consumirlo para que el aceite se asiente junto a los cannabinoides. Este aceite se puede utilizar en ensaladas, pestos, salsas, y de cualquier manera que el consumidor lo prefiera pero no recomendamos que lo cocinen. Al cocinar el aceite este va a perder propiedades y se vuelve un poco nocivo como cualquier aceite que se cocina. Los aceites de cualquier tipo son mas saludables si se consumen “crudos”.

 

One thought on “Aceite infusionado con cannabis para cocinar

  1. Jorge dice:

    Hola me podrias pasar el precio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.