Durante d茅cadas, las l谩mparas de sodio de alta presi贸n (HPS) fueron una caracter铆stica est谩ndar de pr谩cticamente todos los cuartos de cultivo de cannabis de interior, lo que permite un crecimiento r谩pido y rendimientos consistentemente altos. Sin embargo, una mejora en la calidad de los m贸dulos de iluminaci贸n de diodos emisores de luz (LED) inici贸 un debate sobre si es hora de un cambio radical en el mundo de la iluminaci贸n del cannabis.

El hecho de que los LED sean mucho m谩s eficientes energ茅ticamente que las luces HPS se ha visto eclipsado hist贸ricamente por el hecho de que tambi茅n son considerablemente m谩s caros de instalar. Sin embargo, a medida que la tecnolog铆a mejora, los precios caen, y con investigaciones recientes que destacan la capacidad de los LED para aumentar el contenido de cannabinoides de las plantas de marihuana, muchos cultivadores est谩n comenzando a pensar en hacer el cambio.

Antes de que existieran los cuartos de cultivo o 鈥indoors鈥, el cannabis crec铆a de forma silvestre al aire libre, generalmente se germinaba en primavera y florec铆a en oto帽o. No es necesario ser un cultivador de cannabis para saber que las diferentes estaciones se caracterizan por diferentes colores, con la luz del sol oto帽al tomando un tono dorado mientras acaricia los rojos y marrones que dominan el paisaje. Este cambio en la iluminaci贸n es causado por el 谩ngulo del sol, que es m谩s bajo en el oto帽o que en el verano, lo que da como resultado longitudes de onda de luz m谩s largas que caen m谩s cerca de la porci贸n roja del espectro de luz.

Cuando se cultiva cannabis en interior, por lo general se busca replicar las condiciones naturales 贸ptimas que las plantas necesitan para crecer hasta alcanzar un buen tama帽o y producir muchos cogollos ricos en cannabinoides. Esto generalmente significa proporcionarles mucha luz roja o infrarroja durante la etapa de floraci贸n, generalmente con una longitud de onda de 600 a 780 nan贸metros.

Sin ser demasiado t茅cnicos, vale la pena saber que las luces HPS usan sodio vaporizado para generar un fuerte brillo naranja, que tiene una longitud de onda larga y es excelente para la floraci贸n de cannabis. Esto generalmente se ve aumentado por ciertos otros gases que agregan una gama m谩s amplia de longitudes de onda, lo que da como resultado una luz m谩s blanca.

En la interminable lucha por la perfecci贸n, algunos cultivadores pioneros descubrieron que las luces LED en realidad pueden proporcionar mayores rendimientos y una mejor calidad de cogollos. Esto se debe a que los LED se pueden configurar para emitir ciertos colores de luz, lo que permite a los cultivadores proporcionar a sus plantas las longitudes de onda espec铆ficas que necesitan en sus diferentes etapas de crecimiento para generar la m谩xima concentraci贸n de cannabinoides.

Como se mencion贸 anteriormente, el alto precio de instalar una matriz de LED ha sido una gran contra a la hora de elegirlos durante muchos a帽os, aunque estos sistemas son cada vez m谩s baratos. Adem谩s de eso, los m贸dulos LED generalmente usan entre un cuarto y la mitad de la energ铆a que usan las luces HPS, lo que puede generar ahorros masivos a largo plazo.

Dado que la iluminaci贸n representa hasta el 85 por ciento del uso de energ铆a de un cuarto de cultivo t铆pico, el cambio a LED claramente trae importantes beneficios financieros y ambientales.

Dicho esto, se requiere cierto grado de conocimiento tecnol贸gico para familiarizarse con las luces LED, y los cultivadores novatos pueden encontrarlas mucho m谩s complicadas de usar que las luces HPS. Por otro lado, el concepto del cultivador 鈥渙ld school鈥 esta muy arraigado al uso del sodio, y puede ser que las elecciones de luz de algunos cultivadores se basen un poco m谩s en lo que usaron siempre que en innovar. 

Tambi茅n te puede interesar…