Hace tiempo que invertir en acciones de cannabis se considera una gran desición. Entre el 2016 y el 2017 muchos de las accionistas cannabicos triplicaron sus inversiones de manera abismal. Si bien la economía mundial de la mano del Covid-19 altero las especulaciones en la bolsa en casi todas sus areas, el cannabis sigue siendo un mercado prometedor.

En los últimos 14 meses, las acciones de cannabis no mostraron un gran desempeño. De todas maneras, es una industria en crecimiento y un mercado en constante expansión que no deja de tentar a los accionistas que ven un futuro prometedor para este area de negocios. Esto se debe a que en el mercado negro las ventas de marihuana por año son de miles de millones de dólares y es muy factible que estos dólares puedan trasladarse a canales legales con el tiempo. La mayoría de los analistas en Wall Street todavía creen que la industria mundial de la marihuana puede alcanzar $ 50 mil millones o más en ventas anuales para 2030, frente a los casi $ 11 mil millones en ventas legales mundiales registradas en 2018.

Es importante entender que la inversion en marihuana no es un esquema en el que uno va a volverse millonario de un día para el otro, es un compromiso a largo plazo con una industria de rápido crecimiento. Al igual que con cualquier industria relativamente nueva, habrá subas y bajas. Por ejemplo, Canadá ha estado lidiando con problemas de suministro desde que legalizo el uso de cannabis de forma recreacional el 17 de octubre de 2018. Algunos de estos problemas vienen directamente desde el gobierno federal, con Health Canada retrasando el lanzamiento de derivados de alto margen (es decir, vapes, comestibles y bebidas infucionadas) y una revisión lenta de las licencias de cultivo y venta.

 

 

Otras fallas surgen a nivel provincial, como en Ontario donde los reguladores estar repartiendo licencias para los dispensarios de una manera que parece mas una lotería que un plan intencionado. Hace mas de un año y medio que el cannabis es legal y Ontario, que tiene un 38% de la población de Canadá tiene más de cuatro docenas de tiendas minoristas abiertas lo que genero cuellos de botella en el suministro.

Esto no quiere decir que la industria de la marihuana no pueda prosperar. Solo muestra que todas las industrias de rápido crecimiento tienen desafíos que hay que enfrentar y superar, y esto no pasa de la noche a la mañana. Para darse cuenta de los frutos de lo que la industria del cannabis tiene para ofrecer a los inversores, hay que estar dispuesto a conservar las reservas de marihuana durante años y permitir que la tesis de inversión se desarrolle.

Algo interesante a tener en cuenta sobre la inversión en acciones de cannabis es que, si bien hay muchas empresas para elegir, el mejor juego a largo plazo van a ser las acciones de marihuana de EE. UU. Aunque Canadá legalizó el uso de marihuana a nivel nacional, su potencial de mercado máximo representa una fracción de lo que podría suceder en relación con la legalización en los Estados Unidos.

El juego esta en pensar si se invierte en empresas que dan producto final o las que producen diferentes destilados o ingredientes que luego se utilizaran para otros productos. Ya que los derivados ofrecen márgenes considerablemente más altos que les cogollo listo para fumar, los productores autorizados enfatizan estos productos a futuro. Sin embargo, los productores con licencia necesitan compañías de ese tipo para extraer las resinas, destilados, concentrados y cannabinoides específicos utilizados en derivados.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.