Para hacer estas gomitas tenemos que entender el termino «emulsificación».
El aceite de cannabis no se adhiere naturalmente al agua ni a algunos de los ingredientes derretidos de las gomitas, lo que puede significar que se separe una capa aceite de cannabis en las gomitas o gomitas que simplemente no tienen la consistencia adecuada.

Un emulsionante como la lecitina de soja o girasol resolverá este problema, permitiendo que toda la mezcla se combine de manera uniforme en esa maravillosa consistencia gomosa que está buscando

 

 

 

 

 

 

 

 

Primero lo primero, a juntar los materiales. Vas a necesitar una hornalla, una olla, un batidor, un gotero, un molde para ositos de goma (o gusanos, de la forma que quieras) y un congelador.

Ingredientes:
½ taza de aceite de cannabis (base de aceite de coco)
½ taza de agua fría
Paquete de 85 gramos de gelatina aromatizada
2 cucharadas de gelatina sin sabor
½ cucharadita de lecitina de girasol o de soja

Paso a paso:

1- Agregar el agua, el aceite de cannabis y la lecitina de girasol/soja a la olla y cocinar a fuego lento.

2- Revolver hasta que el aceite se derrita por completo y la mezcla tenga una textura consistente. Agregar la gelatina con sabor y sin sabor, revolviendo constantemente.

3- Mantener a fuego lento durante 10-15 hasta que la gelatina se disuelva, asegurándose de batir constantemente la mezcla y de que no hierva.

4- Usar un gotero para llenar los moldes de gomitas uno por uno, y hacerlo rápidamente para que el líquido no se enfríe y se separe. Asegurarse de revolver el resto de la mezcla con frecuencia para que no se endurezca.

5- Una vez que el molde esté lleno, colocar las gomitas en el congelador durante 20-25 minutos. Recomendamos guardarlos en la heladera.

 

 

 

 

 

 

Si te gustó este contenido, también te puede interesar… 

✈️ Viajar en avión con cannabis por Argentina