Las plantas de cannabis necesitan potasio para sobrevivir y prosperar. El potasio (K) es un macro-nutriente básico en el cultivo de plantas y es responsable del crecimiento y la reproducción de las mismas. 

 

El potasio es un elemento que se encuentra en la tierra en forma mineral. Los suelos compuestos de arcilla son los más ricos en potasio y contienen hasta un 3%. Este elemento llega a los océanos y mares a través de la lluvia, los ríos, etc. y por la evaporación sube al cielo en forma de vapor de agua. Este vapor se condensa y regresa a la tierra en forma de lluvia. El potasio es fácilmente transportado por el agua, por eso lo mejor es agregar potasio en forma de sulfatos a la solución nutritiva para que las plantas lo absorban.

 

El potasio es uno de los nutrientes más importantes para las plantas de marihuana y aunque no tiene mucha presencia en los tejidos vegetales, realiza funciones catalizadoras importantes en muchos procesos metabólicos. El potasio participa en la síntesis de proteínas y aminoácidos que provienen del nitrógeno en forma de amonio, por lo que la interacción entre estos dos nutrientes es vital para realizar diferentes procesos metabólicos de las plantas.

 

También participa en el proceso de fotosíntesis mejorando la síntesis de carbohidratos, mejora la resistencia de las plantas durante los períodos de sequía, aumenta la consistencia y la fuerza de los tejidos vegetales, mejora la fuerza y ​​la resistencia del sistema radicular y aumenta el peso, la densidad y el volumen de las flores.

 

 

Si hay una deficiencia de potasio, las plantas van a mostrar síntomas que ayudaran al cultivador a darse cuenta. El potasio es un elemento móvil, por lo que se mueve de las hojas más viejas a las más jóvenes cuando es necesario, porque la parte superior de la planta siempre tiene más actividad metabólica. Hay que asegurarse de que las plantas tengan suficiente potasio durante su vida, ya que la falta de este nutriente nos va a dar rendimientos más bajos de crecimiento y producción.

 

En el caso de tener deficiencias de potasio, hay que agregar más fertilizante rico en este elemento ya sea de origen orgánico o mineral. Los fertilizantes orgánicos se procesan más lentamente que los nutrientes minerales, atacando la deficiencia en poco tiempo. Si la deficiencia se encuentra en una etapa temprana, simplemente se puede aumentar la dosis del nutriente tanto orgánico como mineral para resolver el problema.

 

 

 

Cuando la planta de cannabis tiene deficiencia de potasio muestra síntomas visibles como el cambio de color en las hojas. Las hojas se vuelven amarillas desde las puntas hacia el centro, terminando en la base de la hoja. El cultivador también va a notar que el tallo se vuelve débil y se dobla fácilmente. La planta se debilita en su totalidad y es menos resistente a las enfermedades. La falta de potasio nos va a dar una producción muy pobre de flores. Una de las razones por las que la planta puede tener deficiencia de este elemento es por el exceso de calcio que disminuye la capacidad de la planta de absorber potasio.

 

Excederse con el potasio también es peligroso para nuestra planta porque puede bloquear la absorción de otros elementos como calcio, magnesio, zinc y hierro. Si esto pasa, podemos enjuagar las raíces con al menos el triple de la cantidad de agua que la capacidad de la maceta. Terminado este proceso, podemos regar con una solución nutritiva suave, completa y equilibrada.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.