Y llegó el día! Uno muy esperado, uno que tarde o temprano iba a llegar, porque la legalización para el cultivo medicinal era inminente y porque es nuestro derecho.

Finalmente Alberto Fernandez, el presidente argentino, firmó el decreto de la nueva reglamentación de la ley 27.350 en la que se venia trabajando hace cuatro meses.

Esta planta, que es utilizada hace siglos por la humanidad por sus cualidades terapéuticas, se podrá conseguir en farmacias en formato aceite y crema, para su uso con fines medicinales.

El decreto expresa que: “Resulta impostergable crear un marco reglamentario que permita un acceso oportuno, seguro e inclusivo y protector de quienes requieren utilizar el Cannabis como herramienta terapéutica”.

El articulo 8 de esta ley es un gran avance, ya que incluye la autorización del autocultivo personal, pero también en conjunto para quienes estén registrados en el Programa Nacional de Cannabis (REPROCANN) ya sea como pacientes, usuarios o investigadores.

 

 

 

Gracias a esto, muchas organizaciones que ya venían trabajando con el cannabis y sus propiedades terapéuticas tendrán un reconocimiento social y jurídico.

Todavía faltan detalles por conocer, como la cantidad de plantas permitidas, pero lo más importante para el REPROCANN es la calidad que se cultivaría ya que el porcentaje de CBD en comparación el el de THC debe respetar los parámetros aprobados.

Esta ley no solo ayuda a millones de familias que necesitan del cannabis para tener una mejor calidad de vida, también finaliza con la criminalización de pacientes y cultivadores solidarios, que nada tienen que ver con el tráfico de drogas.

 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.