Tanto los médicos como los pacientes pueden no estar seguros de cómo abordar el tema del cannabis medicinal como parte de un tratamiento médico durante un encuentro clínico. Si bien muchos médicos consideran que el cannabis es una terapia médica legítima, la mitad de los médicos de atención primaria encuestados en un nuevo estudio no estaban listos o no querían responder las preguntas de los pacientes sobre este tema. Sin embargo, otros informaron que sí lo hicieron.

Una cosa est√° clara; hay muchas lagunas de conocimiento, que incluyen:

  • El funcionamiento del sistema endocannabinoide
  • La eficacia del cannabis, versus el c√°√Īamo, versus la marihuana, para una variedad de condiciones
  • Dosificaci√≥n y m√©todos de administraci√≥n: no existe un consenso oficial sobre las cepas o dosis iniciales, pero parece que com√ļnmente se recomienda una dosis “baja y de a poco”
  • Posibles efectos secundarios, interacciones y toxicidades.

Estas preguntas eran tan urgentes que las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina (NAM, por sus siglas en inglés) llevaron a cabo una revisión integral prioritaria de la literatura médica sobre los efectos del cannabis y los cannabinoides en la salud y emitieron un informe de 2017. El informe se centró en 11 áreas, entre ellas efectos terapéuticos, incidencia de cáncer, riesgo cardiometabólico, enfermedad respiratoria, lesión y muerte, y uso problemático. El comité identificó y priorizó una serie de barreras para la investigación.

A esto hay que agregar el hecho de que a los m√©dicos simplemente no se les ense√Īa acerca de los cannabinoides como el cannabidiol (CBD) y el tetrahidrocannibinol (THC) para uso m√©dico.

Dos tercios de los decanos de facultades de medicina encuestados informaron que sus graduados no estaban preparados para recetar cannabis medicinal o marihuana y una cuarta parte informó que sus graduados no estaban preparados para responder preguntas sobre las sustancias.

A pesar de la falta de capacitación, los médicos deben esperar recibir preguntas de sus pacientes sobre los cannabinoides, especialmente a medida que más países están legalizando su uso médico y recreativo.

Como mínimo, aquellos que no se sientan preparados para responder a las preguntas de los pacientes deben familiarizarse con los médicos o prácticas en su área que tengan conocimientos sobre la medicina cannabinoide.

Si bien las escuelas de medicina han tardado en agregar la medicina cannabinoide a sus planes de estudios, existen organizaciones que ofrecen educaci√≥n m√©dica continua y otros recursos para los m√©dicos que buscan aprender sobre el cannabis medicinal, la marihuana y el c√°√Īamo. Estos incluyen la Sociedad Internacional de Investigaci√≥n de Cannabinoides, la Sociedad de Cl√≠nicos de Cannabis, la Asociaci√≥n Internacional para el Cannabis como Medicina y la Academia Estadounidense de Medicina de Cannabinoides.

En Argentina,La Facultad de Ciencias M√©dicas de la Universidad Nacional de La Plata es pionera en crear un postgrado en Prescripci√≥n e Investigaci√≥n de Cannabis Medicinal. Est√° principalmente destinado a m√©dicos y veterinarios, y busca informar sobre tem√°ticas legales y acad√©micas.

Es esperanzador ver cómo las instituciones académicas comienzan a expandir las opciones que les dan a los estudiantes para poder informase y capacitarse sobre el cannabis. Necesitamos de más cursos, carreras y posgrados que abarquen estas temáticas y problemáticas para fortalecer esta industria en constante crecimiento.

La informaci√≥n es poder, y solo investigando y educando sobre el cannabis es como tanto m√©dicos como usuarios pueden aprovechar en su totalidad a esta planta que tiene m√ļltiples beneficios medicinales y terap√©uticos, pero que por sobretodo puede aliviar patol√≥gicas tanto par adultos, como j√≥venes, y ni√Īos de manera natural. 

La desinformaci√≥n tanto de los m√©dicos como de los pacientes potencian el mal uso del cannabis generando estigma y problemas en quienes los consumen, y el resto de la sociedad. 

Puede interesarte…