La comunidad nos comparte sus experiencias y hallazgos en el mundo del cannabis. Hoy nos mostraron una semilla poliembriónica. Este fenómeno consiste en una semilla que contiene dos individuos.

 

Las semillas poliembriónicas presentan un embrion a partir de un ovulo fertilizado, y a la vez, otro embrión que se produce por los tejidos del órgano femenino de la planta. En conclusión, una planta será la original y la otra, un clon de la planta madre.

 

 

Obtendremos dos raíces diferentes de una semilla poliembriónica, lo que hará difícil su separación pero no imposible. Lo más importante es separarlas con cuidado. Se puede sacar la cáscara de la semilla después de que la germinación haya finalizado y separar cuidadosamente los dos brotes. Cuando las plantas estén separadas, se pueden plantar con normalidad, en dos macetas diferentes.

 

 

Este fenómeno suele sorprender con dos brotes, pero se conocen casos en los que de una semilla salieron tres plantas. Si bien es algo fascinante para ver, estas semillas no tienen ventaja mayor que la multiplicación de la planta. Sería algo así como un 2X1, un regalo de la naturaleza.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.