Hay mas de una técnica de poda o crecimiento que puede ayudarnos a maximizar el potencial de nuestras plantas y la producción final. Técnica LST o Low Stress Training: es un método que concentra el crecimiento en las ramas laterales de la planta para lograr múltiples colas en vez solo una principal.

Esta técnica es poco estresante para la planta, ya que no precisa de una poda. De todas maneras, se puede combinar con métodos de poda como el FIM para obtener resultados aun mayores.

Lo que buscamos con esta técnica es exponer los brotes secundarios a una mayor cantidad de luz. Para eso hay que doblar los tallos de las ramas más altas para abajo y atarlos en la maceta. De esta manera, la luz entra en toda la planta y no solo en el brote principal. El objetivo es doblar todas las ramas mas altas y que queden todas a la misma altura, tanto el tallo principal como las ramas primarias y secundarias.

 

 

Es importante hacer esta técnica con suavidad para no correr riesgo de quebrar las ramas. Se pueden atar con hilo de jardinería, pero también hay unas anclas especificas para estos métodos de cultivo que se consiguen en cualquier grow shop. Estas anclas se clavan en el sustrato y tienen un gancho en la parte superior donde puede pasar la rama inclinando como queramos.

La parte de la rama que vamos a doblar va a ser lo más cerca de las puntas que podamos, para abrir bien la planta y no correr riesgos de quebrar las partes más firmes. Si decidimos hacer esta técnica, lo mejor es plantar la semilla cerca de un costado de la maceta y no en el medio, y doblarla para el lado opuesto una vez que haya crecido entre 3 y 4 nudos.

Los beneficios de utilizar este método son múltiples. Nos da a posibilidad se sacar cogollos de mayor densidad de las ramas inferiores. También nos ayuda a minimizar el espacio vertical del cultivo, lo que lo hace más eficiente y nos ayuda a controlar el tamaño de la planta.  En interior sobretodo, nos va a ayudar a aumentar la producción.