Marihuana y trastornos alimenticios

¬ŅQu√© son los trastornos alimenticios?

Un trastorno alimenticio es una patología en donde el paciente utiliza el control de los alimentos para hacer frente a los sentimientos y las emociones. Los comportamientos alimenticios poco saludables pueden incluir comer demasiado o muy poco o preocuparse por el peso o la forma de su cuerpo de manera obsesiva.

Cabe aclarar que cada trastorno alimenticio requiere de un tratamiento diferente, dependiendo de la patología a tratar y la historia del paciente. Los diferentes trastornos alimenticios pueden ser:

Comer en exceso: Se trata de comer sin control m√°s all√° del punto de sentirse lleno y, a menudo, hasta el punto de sentirse mal. Los atracones suelen ir seguidos de sentimientos de culpa y verg√ľenza. Esta patolog√≠a puede llevar al paciente al aumento de peso y la obesidad.

Bulimia nerviosa: esta condición combina atracones con purgas posteriores que involucran vómitos autoinducidos, laxantes o comportamientos de compensación como el ayuno o el ejercicio excesivo. Los individuos afectados pueden tener un peso levemente bajo, peso normal o sobrepeso.

Anorexia nerviosa: aunque es menos com√ļn que los otros dos trastornos principales, la anorexia tiene la tasa de mortalidad m√°s alta de todos los trastornos mentales. Las v√≠ctimas sienten que tienen sobrepeso incluso cuando est√°n peligrosamente por debajo del peso normal. Esto conduce a severas restricciones alimentarias y desgaste f√≠sico.

Uno de los principales desafíos clínicos de los trastornos alimenticios es que a menudo coexisten con un trastorno por uso de sustancias. Esto incluye el abuso de cannabis, que puede comenzar antes, al mismo tiempo o después del inicio de un trastorno alimenticio.

Otro desafío es que las personas con anorexia se fortalecen al resistir la tentación de comer. Por lo tanto, las propiedades estimulantes del apetito del cannabis no necesariamente pueden superar los problemas neurobiológicos que también están relacionados con este trastorno alimenticio.

¬ŅPuede el cannabis ayudar a tratar trastornos alimenticios?

El cannabis medicinal podr√≠a ser una herramienta √ļtil para algunas personas junto con terapias como la Terapia Cognitiva Conductual (TCC). Hay tres variedades principales de cannabis: sativa, indica e h√≠bridos.

Las variedades sativa son las que suelen energizar al usuario y producir el “subid√≥n”. Se pueden utilizar para aliviar los s√≠ntomas de depresi√≥n, fatiga y trastornos del estado de √°nimo.

Las variedades indica sin más bien sedantes, producen relajación y efectos en todo el cuerpo y son las mas utilizadas para pacientes con trastornos alimentarios.

Los híbridos suelen combinar estas dos cepas y se cree que equilibran los efectos positivos de ambas.

Trastornos alimentarios y el sistema endocannabinoide

El sistema endocannabinoide (ECS) es una red de receptores, enzimas y mol√©culas endocannabinoides que mantienen la homeostasis o una variedad de funciones saludables en el cuerpo. Los receptores CB1, que se encuentran en el sistema nervioso central, transmiten una se√Īal de “calma” a las neuronas hiperactivas. Ya que estos receptores est√°n en las regiones del cerebro que controlan la ingesta de alimentos, se cree que puede haber un v√≠nculo entre un ECS defectuoso y el desarrollo de un trastorno alimenticio.

Gracias a la forma en que se unen a los receptores CB1, los cannabinoides ingeridos pueden ayudar a reducir la ansiedad de los pacientes y aumentar (o disminuir, en el caso de las cepas con alto contenido de CBD) la cantidad de alimentos que consumen.

Entonces, ¬Ņes recomendable el uso del cannabis para tratar trastornos alimenticios?

La realidad es que debido a que los trastornos alimenticios pueden coexistir con un trastorno por uso de sustancias, recetar el uso de la marihuana o el cannabis para tratar esta patolog√≠as no es recomendado por todos los m√©dicos, aunque muchos aseguran que con un seguimiento y tratamiento acompa√Īado pueden tener m√ļltiples beneficios para tratar los trastornos conductivos y cognitivos de los pacientes. 

Como con cualquier otra patolog√≠a, lo importante es consultar con un profesional y hacer un seguimiento controlado de los medicamentos o terapias que se utilizan en los diferentes tratamientos. 

Podes ver nuestras ultimas notas!