Cuando tomamos alcohol, el hígado puede descomponer aproximadamente el 90-98% a diez gramos por hora. Este proceso transforma el alcohol en una mezcla de dióxido de carbono y agua que su sistema expulsa de forma natural.

Las resacas suceden cuando se toma más rápido de lo que el cuerpo puede procesar, por lo que las toxinas como el acetaldehído empiezan a acumularse en el cuerpo. Los efectos de la resaca se sienten varias horas después de tomar a medida que el nivel de alcohol en sangre empieza a bajar.

Los síntomas de la resaca de cada persona son diferentes, aunque los más comunes incluyen fatiga, náuseas y dolor de estómago, dolores musculares, sensibilidad a la luz y al sonido, sudoración, sed y dolor de cabeza punzante.

La mayoría de las personas se recuperarn de la resaca a las pocas horas de desarrollar los síntomas y vuelven a la normalidad en un día. Pero mientras tanto, es posible que quedarse  prácticamente postrado en la cama y cancelar los planes del día hasta sentirse mejor.

Es difícil predecir cuál es el límite para terminar una noche ileso. Algunas personas desarrollan resaca después de una bebida, mientras que otras pueden tomar toda la noche sin efectos nocivos. La genética juega un papel importante en la sensibilidad al alcohol, al igual que si se toma con el estómago vacío, se combina el alcohol con otras drogas o si se duerme lo suficiente después para que el cuerpo tenga tiempo para procesar las toxinas.

También hay evidencia de que es más probable que se desarrolle una resaca por beber licores de colores más oscuros como el brandy y el bourbon. Eso se debe a que contienen una mayor concentración de compuestos de sabor conocidos como congéneres que pueden aumentar la gravedad de la resaca.

Para agravar las cosas, el alcohol es un diurético. Si no se toma agua durante la noche, los síntomas de deshidratación pueden hacer que incluso las resacas leves sean más castigadoras.

¿Cómo puede ayudar el CBD a combatir la resaca?

Todos tienen su propia cura para la resaca, desde tomar electrolitos hasta comer alimentos grasos o incluso beber más alcohol. El CBD está comenzando a llamar la atención como un remedio natural para la resaca, y la evidencia muestra que podría funcionar mejor que las opciones convencionales.

El sistema endocannabinoide es responsable de mantener al cuerpo en un estado general de equilibrio. Regula los procesos corporales que van desde el sueño hasta el apetito y la respuesta al dolor.

El CBD es el segundo cannabinoide más común que se encuentra en la planta de cannabis. Este compuesto químico interactúa con los receptores CB2 dentro del sistema endocannabinoide. El CBD se usa como un remedio natural para problemas de salud como ansiedad, dolor crónico, insomnio y más.

Darle al cuerpo una dosis de CBD puede contrarrestar los efectos del alcohol de cinco formas clave.

1. Alivia el dolor de Cabeza: El CBD puede ayudar a evitar el dolor de cabeza posterior al consumo excesivo de alcohol. Dado que el dolor de cabeza proviene de la inflamación, las propiedades antiinflamatorias del CBD pueden ayudar a obtener un alivio rápido. Algunas personas también encuentran que el CBD les seca la boca y los hace tomar más agua.

Las investigaciones muestran que, si bien el alcohol conduce a la neurodegeneración, la aplicación de CBD en la piel puede reducir esta confusión mental hasta en un 50%. Otros estudios revelan que el compuesto también puede mejorar la concentración después de tomar al interactuar con los receptores de dopamina que afectan la memoria y el enfoque.

2. Ayuda con las nauseas: El CBD actúa como antiemético, lo que significa que ayuda a reducir las sensaciones físicas de náuseas y vómitos.

3. Previene la ansiedad y la depresión: Salir a la noche puede desencadenar sentimientos de ansiedad y depresión al aumentar los niveles de cortisol en el cerebro. El CBD actúa de manera similar a los medicamentos contra la ansiedad al interactuar con sus receptores de serotonina para ralentizar la respuesta de cortisol y restaurar la sensación de equilibrio emocional.

4. Pelea contra los daños radicales: El cuerpo está en mal estado después de una noche de fiesta y necesita un refuerzo nutricional importante. Como el CBD es un poderoso antioxidante, puede ayudar a devolver las vitaminas al cuerpo y eliminar las toxinas como el acetaldehído para reducir el daño de los radicales libres del alcohol.

5. Ayuda contra la fatiga: Es natural sentirse lento después de tomar en exceso. El CBD puede dar un impulso de energía para volver a encarrilarse. El cannabidiol interactúa con el sistema a nivel celular para devolverle al equilibrio y comenzar la recuperación para volver a sentirse bien más rápido.

Si te gustó este contenido también te puede interesar…

CBD: cannabidiol

Publicaciones similares