Las chalas cumplen funciones muy importantes cuando están en la planta. Desde captar la luz y realizar el proceso de fotosíntesis, hasta producir la función de la transpiración. No todas las hojas son iguales, la de plantas sativas son alargadas, de foliolos estrechos y tienen un color verde claro. Las indicas son hojas muy anchas y de un color verde intenso y las hojas de marihuana ruderalis son más parecidas a las sativas con hojas más delgadas.

Muchos cultivadores se preguntan qué hacer con estas hojas. La intención es siempre utilizar toda la planta y sacarle el mejor provecho, por eso te contamos que otros usos les podes dar a las chalas. 

 

 

 

Las hojas de marihuana se pueden cocinar, tanto en el horno como a la sarten, pero no se recomienda comerlas crudas. Podes usarlas para decorar platos o picarlas y usarlas como alguna hierba seca. Al tener resina, también van a tener un efecto psicoactivo por lo que hay que usarlas con precaución. Se pueden usar para hacer manteca. Probá nuestra receta!

También, se pueden hacer infusiones de chalas que proporcionan un efecto tranquilizante y ayudan a aliviar el dolor o el estrés. Para potenciar las propiedades es mejor infusionarlo en materia grasa como leche y después agregar el agua. Las chalas de la planta de CBD se utilizan mucho para hacer bebidas. 

Las chalas pueden ser un ingrediente de tus cremas o lociones con propiedades medicinales y terapéuticas ideal para las inflamaciones y el dolor muscular. 

No te olvides que todos los restos de la planta que tiene resina se pueden usar para aceites, concentrados, hash o cualquier otro derivado.

 

🌱 Aprendé más sobre cannabis

 

Related Posts